Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Aurus: Peña sufre revés ad portas de formalización

logotipo de Pulso Pulso 30-11-2016 Bárbara Sifón A.

Hasta el momento, son tres los querellantes contra Mauricio Peña en el marco de la investigación del caso Aurus. Sin embargo, la defensa del imputado, que hoy será formalizado, ha intentado en dos ocasiones inhabilitar a quienes se han sumado a la investigación iniciada por el Ministerio Público. 

La última de las medidas fue interpuesta el pasado 25 de noviembre y fue cuestionada por los abogados de Peña que alegan que “por ningún motivo se puede tener por querellante -conforme al artículo 111 del Código Procesal Penal- a una persona jurídica (Hingley Finance Limited) que, con la narración de hechos que efectuó en su presentación de fecha 19 de noviembre del presente no da cuenta de algún delito del que pudo haber sido víctima”.

Este lunes, desde el Cuarto Juzgado de Garantía respondieron que “lo que plantea el solicitante, en cuanto a la no existencia del delito al referir en detalle los elementos del tipo penal por el cual se interpuso querella, no es una materia de admisibilidad, sino que corresponde a un debate respecto de un sobreseimiento definitivo, NO HA LUGAR A LA REPOSICION (sic) presentada”. 

Asimismo, agrega que “en cuanto a que esa parte no ha tenido a la vista (cuya existencia cuestiona al parecer) los antecedentes que establecen las facultades para actuar como mandatario y representante legal de Hingley Finance Limited de doña Patricia Chadwick Claro, esta juez considera que no es un defecto subsanable con la declaración de nulidad que pretende, ni tampoco afecta la validez de la declaración de admisibilidad de la querella”. Así, se rechazó la acción. 

Esta es la segunda ocasión en que el tribunal rechaza una solicitud de esta naturaleza por parte de la defensa de Peña, que había presentado un recurso para que Aurus fuera invalidado como querellante. El argumento en dicho momento fue que la administradora no es dueña de los fondos y por tanto sólo los aportantes podrían ejercer la acción judicial. En esa ocasión, la solicitud también fue rechazada, acreditando así que la intermediaria  sí fue víctima de Peña.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon