Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Avances en financiamiento de la educación superior

logotipo de Pulso Pulso 24-11-2016

Hoy se cumple el plazo para completar el FUAS (Formulario Único de Acreditación Socioeconómica) que permite postular, para el 2017, a diversas ayudas del Estado para acceder a la educación superior. Entre ellas se encuentran la gratuidad, distintas becas y el crédito con garantía del Estado (CAE). De las alternativas, este último mecanismo es el único que no discrimina por la restricción socioeconómica que tengan las familias. Así, un porcentaje cada vez más importante de estudiantes que no son sujeto de gratuidad, por ejemplo, tienen acceso a una fuente de financiamiento para la educación superior, sin la cual no sería posible estudiar. Así, el CAE ha logrado cumplir con un importante rol de inclusión, además de mejorar la cobertura de la educación superior.

Hasta antes de la creación del CAE el año 2005, tenían derecho a un crédito estudiantil sólo los alumnos de las universidades tradicionales, pertenecientes al Consejo de Rectores (CRUCh). Con el CAE no sólo se extendió el crédito garantizado a universidades fuera del CRUCh, sino que también permitió financiar con garantía estatal estudios superiores en institutos profesionales y centros de formación técnica. Además, en octubre de 2012 se realizó una reforma a la ley del crédito con garantía estatal, que estableció una rebaja significativa de la tasa de interés del crédito cobrada al alumno: desde un promedio histórico de UF+5,6% anual (según informa la Comisión Ingresa) a UF+2% anual.

Se ha avanzado, y mucho. Seguramente el sistema requiere mejoras, aspectos que deben estar en constante revisión. Pero los datos hablan por sí solos. Desde la creación del CAE, más de 700 mil personas se han beneficiado de esta alternativa de financiamiento. De ellas, más de la mitad de los ya egresados lo hicieron desde un instituto profesional o desde un centro de formación técnica.

El CAE es así la principal alternativa de financiamiento utilizada actualmente para costear los estudios superiores en Chile, la que incluso ha ido ganando terreno en los segmentos socioeconómicos de mejores ingresos, cuyos beneficiarios del quintil V registraron un incremento desde el 3,3% al 8,5% en 2015.

*La autora es economista senior Libertad y Desarrollo (LyD).

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon