Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Balance a junio acentúa deterioro de los ratios de deuda y elevan presión sobre Codelco

logotipo de Pulso Pulso 29-08-2016 Constanza Valenzuela

Los recientes dichos del presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, sobre la escuálida situación de caja en que se encuentra la minera estatal, tienen asidero.

De acuerdo con la información proporcionada por la propia cuprífera en su último balance trimestral, hasta junio de este año los recursos en caja sumaban US$339 millones, cifra que está muy lejos de los US$ 1.748 millones registrados a fines de 2015 y 46% menor a lo registrado hace doce meses.

A esto se suma que la caída de los resultados, tanto en Ebitda como en excedentes, sumado a que la deuda total se ha mantenido en niveles sobre los US$14 mil millones, ha ayudado a extremar aún más los ya estresados niveles de deuda de la compañía. De acuerdo con su último balance, la empresa hoy debe 10,48 veces su patrimonio, bastante más que las 7,66 veces que lo hacía a fines del año pasado. Esto podría afectar su clasificación de riesgo, aunque entre las agencias (ver entrevistas en página 10) plantean que hoy Codelco está siendo sostenido principalmente por su dueño, es decir, el Estado de Chile.

Pero ese no es el único problema. Las proyecciones indican que la deuda financiera de la corporación escalará hacia finales de año a niveles históricos cercanos a los US$14.000 millones -lejos de los US$12.333 millones de 2015-, y muy por encima de sus pares mineros.

"El nivel de endeudamiento es una decisión del gobierno corporativo de Codelco, es una decisión que tiene que tomar el directorio. El directorio próximamente escuchará a la administración y decidirá; por lo tanto hoy no podemos anticipar absolutamente nada al respecto", advirtió el presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, durante la conferencia en donde se expusieron los resultados de la cuprífera durante los primeros seis meses del año.

En dicha cita se reveló que el Ebitda de la minera se desplomó un 41% en relación con igual periodo del año anterior, afectada principalmente por un menor precio del cobre y el efecto del tipo de cambio. 

Sobre este último punto, se explica: "Si se consideran los activos y pasivos financieros al 30 de junio de 2016, una fluctuación (positiva o negativa) de $10 frente al dólar (con el resto de variables constantes), podría afectar el resultado antes de impuesto en un monto estimado de US$44 millones de ganancia o pérdida respectivamente".

Con todo, la estatal presentó excedentes negativos por US$97 millones durante la primera mitad del año.

Pese al complejo escenario que vive Codelco, en medio de una "tormenta perfecta" por un precio del metal rojo que bajó 21% respecto a 2015 -acumulando una caída de 55% desde 2011- y el efecto del tipo de cambio, durante la semana pasada realizó la colocación de un bono destinado a financiar inversiones y refinanciar pasivos. Esta contó con una demanda 2,6 veces lo ofertado y una tasa efectiva de 2,09%.

© PULSO

Según explican expertos, las buenas condiciones de la colocación y el elevado interés se deben casi con exclusividad a la vinculación de la empresa con el Estado (ver entrevistas en página siguiente).

Ajustar y/o diferir. La mayor parte de las inversiones de mediano plazo de la minera, que tienen como objetivo mantener la producción en los próximos 15 años, está en veremos.

"Hemos hecho una reformulación de nuestro plan de negocios sobre la base de tres conceptos: maximizar el valor de largo plazo, pero sujeto a las restricciones que impone el escenario económico actual. Esas restricciones son el bajo precio y el acceso al financiamiento externo; el que tiene que tener presente que necesitamos mantener la posición financiera de nuestra empresa, a través de un nivel de deuda responsable. Y el gobierno corporativo de esta empresa tiene perfectamente internalizado ese concepto", dijo Pizarro.

Si bien desde la empresa no dijeron en cuánto se reduciría el plan quinquenal -que ya ha sido revisado a la baja en al menos dos ocasiones-, sí dieron luces de cuáles serán los proyectos prioritarios para el desarrollo: Chuqui Subterránea y Nuevo Nivel Mina El Teniente. 

Sobre el primer proyecto, Pizarro indicó que presenta un avance de 31% y su puesta en marcha se mantiene para 2019, mientras que en Nuevo Nivel Mina han cruzado el umbral de la incertidumbre y buscan opciones para continuar con el proyecto.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon