Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Banco Central anticipa un incierto año 2017

logotipo de Pulso Pulso 20-12-2016 Pulso

La visión del Banco Central para el próximo año, reflejada en el Informe de Política Monetaria (IPoM) e Informe de Estabilidad Financiera (IEF) informados ayer, es clara y se resume en un concepto: incertidumbre.

Para 2017 son muchos los frentes que generan dudas y que tras leer el IPoM dejan una sensación de preocupación. Habrá una menor velocidad inicial de la economía, dado que el último trimestre se ve particularmente lento, lo que hará que en 2016 la actividad crezca 1,5%. A ello se agregan los niveles de confianza “que siguen siendo marcadamente pesimistas”, la mayor debilidad de las empresas chilenas para enfrentar escenarios adversos y la alta incertidumbre proveniente del exterior por las políticas de Donald Trump y la situación de China. Así, el Banco Central concluye que la actividad demorará algo más en lograr tasas de crecimiento cercanas a su potencial. En concreto, pronostica un repunte a entre 1,5%-2,5% para el año que viene. La inversión avanzando 0,7% luego de caer 0,6% este ejercicio; mientras que el consumo privado se elevaría 2,4%, por debajo del 2,8% que lo habría realizado en este 2016.

El capítulo de Donald Trump es particularmente incierto y está incubando algunos potenciales problemas financieros para la economía local. Las tasas de interés externas de largo plazo han revertido su tendencia bajista a raíz de su triunfo, sumado esto a que la Fed continuaría el proceso de alza de tasas. Lo anterior ha provocado una serie de efectos y potenciales impactos para Chile. Uno de ellos es el traspaso del mayor costo de financiamiento internacional a nivel local. Asimismo, los fondos de pensiones y los fondos mutuos en renta fija han visto afectada su rentabilidad, lo que llevó a observar retiros relevantes. El BC dice que es un riesgo a monitorear la mayor dependencia de bancos medianos al financiamiento (depósitos a plazo, por ejemplo) provisto por estos fondos.

También advierte que un mayor deterioro del mercado laboral puede afectar la capacidad de pago de los compromisos de los hogares, así como también un aumento de los desistimientos de las compras de viviendas.

Ante este escenario, es momento para que la autoridad intente bajar los grados de incertidumbre con buenas políticas públicas, serias y mirando al largo plazo. Es importante, asimismo, que la pre campaña presidencial también se realice con altura de miras y las propuestas no caigan en populismos fáciles que vuelvan estéril cualquier intento por mejorar la confianza empresarial. En ese sentido, el recado que el ente rector envió al Gobierno en el IPoM en materia laboral no es menor. En el recuadro “Reasignación y productividad”, concluye que “un mercado laboral flexible, que permita movilizar trabajadores entre empresas, y un mercado financiero que permita acceso a capital para empresas más productivas, son, por lo tanto, claves para la capacidad de crecimiento de la economía en el mediano/largo plazo”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon