Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Banco de México confía en que en 2018 la inflación vuelva a la meta del 3%

logotipo de Pulso Pulso 29-12-2016 EFE

El Banco de México anticipó en su junta de Gobierno del 15 de diciembre, dada a conocer hoy, que el alza en los precios de las gasolinas impactaría en la inflación, y pronosticó que esta sería superior a la meta del 3% en 2017, regresando a este objetivo en 2018.

"Para 2017, se prevé que tanto la inflación general, como la subyacente, se sitúen por arriba del objetivo de inflación, acercándose ambos indicadores a niveles próximos a 3 % hasta el final de 2018", detalló el instituto emisor en su minuta de la Reunión de la Junta de Gobierno del Banco de México.

Las previsiones para la inflación general anual indican que esta cerrará 2016 ligeramente por arriba de 3 %, cuando en 2016 fue del 2,13 %, y para la inflación subyacente también se estima que finalice el año por encima de dicho nivel, agregó el escrito.

Dichas previsiones anteriores, puntualizó el banco, están "sujetas a riesgos" tales como la incertidumbre que prevalece en el entorno externo o que la moneda nacional experimente depreciaciones adicionales que afecten las expectativas de inflación.

"Otro riesgo es que se presenten incrementos súbitos en los precios de los bienes agropecuarios y de las gasolinas, si bien su impacto sobre la inflación tendería a ser transitorio", apuntó el banco central, anticipándose al anunció del Gobierno mexicano del alza de los precios de la gasolina a partir del 1 de enero.

El Gobierno de México informó este martes que los precios promedio a nivel nacional de las gasolinas a partir del 1 enero al 3 de febrero de 2017 serán de 15,99 pesos mexicanos (0,77 dólares) para gasolina Magna, 17,79 pesos para gasolina Premium (0,84 dólares) y 17,05 pesos para diésel (0,82 dólares).

© PULSO

Estos presentan incrementos para las gasolinas Magna, Premium y el diesel de 14,2 %, 20,1 % y 16,5% respectivamente y frente a diciembre.

"Como riesgos a la baja se contempla la posibilidad de reducciones adicionales en los precios de algunos insumos de uso generalizado, tales como los servicios de telecomunicación, como consecuencia de las reformas estructurales", agregó el escrito, que también habla de una ralentización en la actividad económica nacional.

Previo al aumento de los precios de las gasolinas, especialistas económicos señalaron en una encuesta del Banco de México que la inflación se situaría por arriba del 4 % el próximo año.

Luego del anuncio del aumento del costo del combustible, ubicaron los precios al consumidor del 2017 por arriba de las estimaciones previas, llegando a situarla, según algunas previsiones, por encima del 5 %.

Sobre el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), el banco emisor señaló que en el tercer trimestre del 2016 la economía mexicana se reactivó -creció un 2 %- después del bajo crecimiento observado en el trimestre previo.

"Sin embargo, la información oportuna sugiere cierta desaceleración de la economía en los últimos meses del año", agregó.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon