Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Banco Mundial recorta crecimiento del PIB de Chile. Expansi�n no superar� el 2,5% hasta 2019

logotipo de Pulso Pulso 11-01-2017 Antonia Cancino

En su último informe de perspectivas económicas globales, el Banco Mundial ajustó a la baja de manera relevante las perspectivas para Chile, y no sólo para este año, sino que para los ejercicios que vienen también.

Recortó la previsión del crecimiento de Chile para 2017 hasta 2%, lo que representa una rebaja de un punto base desde su último estudio, publicado en junio del 2016 y que está en línea con lo previsto por el mercado local (ver nota relacionada).

Según el Banco Mundial en 2016 “en general, el crecimiento fue resiliente en exportadores de materias primas que evitaban la desaceleración del crecimiento”. Añadió que en algunos casos como Chile y Perú “un mayor espacio fiscal proporcionó más espacio para estímulos en respuesta a la desaceleración del crecimiento”.

Para el 2018, el banco estima que la economía chilena crezca 2,3%, mientras que para 2019 un 2,5%.

De darse esta proyección, la economía del país completaría seis años con una expansión que no superaría el 2,5%. De hecho, el promedio de crecimiento anual sería de apenas un 2,1%.

Para la región, en tanto, el organismo señaló en sus perspectivas que la estimación del crecimiento regional es de -1,4% para 2016, arrastrado por bajos niveles de desarrollo en grandes economías como Brasil, que para el año pasado se contrajo, a un ritmo de -3,4%. Asimismo, en 2017 Brasil lidera la lista de países latinoamericanos con peores perspectivas, ya que según la organización, alcanzará un crecimiento de 0,5%, mientras que la última información le entregaba un -0,2%.

Venezuela también está dentro de los países con peores visiones y cerraría 2016 con un déficit de -11,6% aunque consigue un panorama menos desalentador este año, con una proyección de caída de -4,3%, solo recuperándose a 0,5% en 2018. Argentina se recuperaría del -2,3% estimado para el 2016 hasta 0,5% en 2017, para mantener 3,2% en 2018 y 2019.

De los países en la región que destacan en las cuentas del Banco Mundial, está Perú, que según la estimación del 2016, habría crecido 4,0% y para 2017 se proyecta 4,2%, pero con moderación a partir del 2018, con una tasa de 3,8%.

El mundo

El Banco Mundial recortó también el crecimiento mundial de 2,8% a 2,7%, esperando que las economías avanzadas crezcan a 1,8% lo que corresponde a una “moderada aceleración”.

Desde la entidad señalan que el “estímulo fiscal en las principales economías -y, en particular en EEUU- podría generar un crecimiento interno y mundial más rápido que el previsto” aunque advierten que “una creciente protección comercial podría tener efectos adversos”.

Por su parte, los mercados emergentes y las economías en desarrollo deberían recuperarse hasta 4,2% versus el 3,4% del 2016 “con un aumento moderado de los precios de los productos básicos”, señala el organismo. A pesar de esto, hacen sus reservas al respecto y agregan que “la incertidumbre derivada de la orientación de las políticas de las principales economías ensombrece esta perspectiva. Un período prolongado de vacilación podría dilatar el lento crecimiento de la inversión que está refrenando a los países de ingresos bajo, mediano y alto”.

Grandes economías

Según señala el informe para grandes economías como EEUU, se espera que crezca 2,2%, siempre y cuando el crecimiento de la producción y la inversión cobre impulso tras un débil 2016.

“Dado el enorme papel que desempeña EEUU en la economía mundial, los cambios en la orientación de las políticas pueden dar lugar a una reacción en cadena a nivel mundial. A corto plazo, unas políticas fiscales más expansivas en EEUU podrían suponer un crecimiento mayor en ese y otros países, pero los cambios en materia comercial y en otras políticas podrían neutralizar esos beneficios”, dijo Ayhan Kose, director del Grupo de Perspectivas de Desarrollo Económico del Banco Mundial.

En cuanto a China, el Banco Mundial mantuvo su proyección y espera que para este año alcance el 6,5%  y explica que “se prevé que las políticas macroeconómicas respalden los motores internos de crecimiento a pesar de la débil demanda externa, la escasa inversión privada y el exceso de capacidad en algunos sectores”, agregó la entidad.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon