Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

BC cierra la puerta a nuevas alzas en la tasa de interés y fija su nivel neutral en 4%-4,5%

logotipo de Pulso Pulso 08-09-2016 Carlos Alonso

A diferencia de los últimos informes de Política monetaria, donde el Banco Central señaló que su supuesto de trabajo para la política monetaria sigue alguna de las proyecciones que se entregan en las distintas encuestas de mercado, esta vez decidió cambiar de estrategia y señalar que el escenario base considera como supuesto metodológico que la TPM se mantendrá en su nivel actual durante el horizonte de proyección, sin hacer referencia a ninguna encuesta. 

Es más, en su discurso ante el Senado, el presidente del ente rector, Rodrigo Vergara, profundizó en el argumento subrayando que “de consolidarse el escenario macroeconómico que se ha conformado en los últimos meses, con condiciones financieras externas que, aunque volátiles, son más favorables que lo previsto en junio, y donde las holguras de capacidad son acotadas y con un retorno algo más pronto de la inflación a la meta, no se advierte la necesidad de nuevos incrementos de la TPM en el horizonte de política”. Pese a ese mensaje, Vergara aseveró que esto “no significa amarrarse de manos hacia ninguna dirección, ya que en todos los informes tenemos una trayectoria de tasas porque se necesita para hacer nuestro modelo. En junio veíamos una trayectoria hacia arriba, pero dadas las circunstancias actuales no vemos la necesidad de ese aumento, por tanto tenemos un sesgo neutro”. 

Durante su presentación, Vergara también hizo una defensa al manejo que el BC ha tenido de la política monetaria. Esto considerando que la inflación lleva más de dos años sobre o en techo del rango de 2% - 4%.

“Hemos tenido en los últimos dos años y medio inflaciones sobre el rango de tolerancia. La razón básica, como lo hemos dicho, ha sido el aumento del tipo de cambio, aumento que era necesario dada las nuevas condiciones que enfrente la economía chilena. Como se trataba de un shock por una sola vez y por ende con efectos transitorios sobre la inflación no era óptimo hacer una política más contractiva”, dijo. Por ello añadió que “cambios en instancias de política, en una u otra dirección, sólo se justifican si hay cambios en las proyecciones de inflación a mediano plazo que la alejen de la meta de 3%. Esto por cierto está determinado a su vez por cambios en factores fundamentales que determinen esta variable”. 

De esta forma, se aleja también una posible baja de tasas, tema que economistas habían puesto en el debate en los últimos días.

Nueva Tasa neutral. En el informe, el instituto emisor -junto con revisar el PIB tendencial y potencial-estimó la nueva tasa de política monetaria neutral. En este aspecto, señaló que la reducción del PIB potencial y tendencial es coherente con una reducción de la tasa de interés neutral, la cual se sitúa entre 1% y 1,5%. Esto lleva a que, considerando la inflación esperada de 3%, la nueva tasa neutral de Chile se ubica entre 4% y 4,5% por debajo de la última estimación que era entre 4,75% y 5,25%.

“Esta baja se da en un contexto de bajísimas tasas reales en el mundo, las que son un reflejo no sólo de la elevada expansividad de las políticas monetarias en el mundo desarrollado, sino que también de una tendencia secular a la baja que se extiende por varias décadas y de la que Chile no es la excepción”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon