Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

BC mantiene tasa de inter�s en 3,5% y resalta volatilidad de los mercados

logotipo de Pulso Pulso 18-11-2016 Carlos Alonso

La reunión de Política Monetaria de ayer fue la última que tuvo como presidente a Rodrigo Vergara. Y tal como se adelantó, el Banco Central dio cuenta del cambio de escenario por el que atraviesa la economía mundial, luego de la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Y si bien el ente rector decidió mantener la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 3,5% -nivel que se mantiene desde diciembre de 2015 -enfatizó en la volatilidad que han mostrado los mercados financieros, destacando la apreciación del dólar y, especialmente, el aumento de las tasas de largo plazo. 

Asimismo, resaltó que “las condiciones financieras para las economías emergentes se deterioraron, aunque siguen siendo mejores que a comienzos de año”. 

En cuanto a los commodities, el BC sostuvo que “los precios de las materias primas han tenido movimientos mixtos, resaltando el aumento del precio de los metales, en especial el cobre, y la caída del petróleo y sus derivados. Las cifras de actividad y sus perspectivas no muestran grandes novedades, pero aún no recogen los posibles efectos de los eventos recientes”. 

En el plano interno, el mensaje del Consejo destaca la “sorpresa” a la baja que causó el IPC de octubre de 0,2%, ya que eso llevó a que la inflación anual disminuyera a 2,8%. “A plazos cortos las expectativas de inflación se han reducido, pero a fines del horizonte de proyección se ubican en torno a la meta”, afirma el instituto emisor. 

En materia de crecimiento se menciona que “el tercer trimestre, la actividad y la demanda interna mostraron un desempeño coherente con el previsto en el IPoM de septiembre. Acorde con lo anterior, el mercado laboral sigue ajustándose de manera gradual”. 

Con este nuevo escenario “las tasas de interés de largo plazo han aumentado”.

Así las cosas, si bien algunos economistas no descartaban que el BC modificara su sesgo de política, pasando de su actual nivel neutral a uno más expansivo, finalmente, el Consejo reafirmó “su compromiso de conducir la política monetaria con flexibilidad, de manera que la inflación proyectada se ubique en 3% en el horizonte de política, por lo que cambios futuros en la TPM dependerán de las implicancias de las condiciones macroeconómicas internas y externas sobre las perspectivas inflacionarias”. Es decir, mantuvo la neutralidad. 

Expertos

Los economistas mostraron visiones enfrentadas, ya que por un lado algunos mantienen la visión de que se necesitarán recortes para la TPM durante la primera parte de 2017, otros se inclinan por una mantención prolongada. 

Desde Banco Santander apuesta más por una mantención en 3,5%, ya que si bien la inflación convergió hacia el centro del rango meta y las expectativas se han ajustado de modo más rápido al previsto en el escenario base del BC, el acontecer internacional ha cambiado el entorno macroeconómico. “Ha perdido fuerza la probabilidad de un recorte en la TPM que preveíamos como un escenario alternativo posible. En contrapartida, se ha visto fortalecida la opción de observar una tasa plana en 3,5% durante todo o gran parte de 2017”, afirman.

Para Santander, “el IPoM de diciembre será clave para determinar cómo reaccionará el BC al nuevo contexto internacional”. Asimismo, Benjamín Sierra, economista jefe de Scotiabank Chile sostuvo que “si bien nuestro escenario base apuntaban a recorte de tasa referencial en el primer trimestre del próximo año, es claro que mientras el panorama de tendencias globales y la evolución cambiaria no se estabilicen o definan un poco más, el Banco Central debería abstenerse de cualquier cambio y es más probable que así lo haga”. En cuanto a la trayectoria futura de la tasa de interés, Sierra indicó que “hacia la reunión de enero podrían considerarse modificaciones, dependiendo del comportamiento de variables críticas, pero la mantención por un largo tiempo volvió a ser el escenario más probable”. 

Como contrapartida, tanto BCI y BBVA esperan que se concreten recortes de la tasa de interés en el primer trimestre de 2017.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon