Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bernardo Vargas: "Si Chile avanzara con más celeridad en aprobar permisos ambientales, sería el país más efectivo para hacer infraestructura"

logotipo de Pulso Pulso 21-11-2016 Carla Cabello

Chile es muy importante para el grupo”. Eso es lo primero que destaca Bernardo Vargas, presidente de la empresa colombiana Interconexión Eléctrica S.A.(ISA). La cita queda de manifiesto a la hora de hablar de los planes que tiene el grupo tanto en el país, como en la Región.  De hecho, la compañía cuenta con un presupuesto anual para compras cercano a los US$1.000 millones, revela Vargas, quien se encuentra de paso por Chile para participar, el miércoles 23 de noviembre, en el seminario “Rutas sostenibles, estrategias sin límites”, organizado por ISA, la Cámara Chileno Colombiana de Comercio y la Embajada de Colombia, y que se efectuará en Las Majadas de Pirque. 

Según explica Vargas, en Chile el desafío principal pasa por completar su línea de transmisión Cardones Polpaico, iniciativa que ha enfrentado varios escollos. A ello se suma su intención de crecer en concesiones viales, donde revelan su interés en competir en la licitación de la carretera de La Fruta. “Estamos mirando todo el plan de concesiones que sacó el Ministerio de Obras Públicas en detalle”, dice.

¿Cómo avanza el proyecto de interconexión eléctrica?
Es un proyecto muy retador. Hemos enfrentado grandes desafíos en materia de liberación predial, manejo de licencias ambientales y trabajo con comunidades. Pese a eso hemos tenido un avance importante; estamos cumpliendo con el cronograma, pero todavía tenemos desafíos muy importante en estos tres temas que esperamos solucionar de una manera efectiva. Somos conscientes de la responsabilidad que tenemos y tenemos confianza del apoyo de las autoridades para poder terminar en los tiempos apropiados esta construcción.

¿Lograrán entregar el proyecto antes de 2018?
El cronograma, que es un tema muy cuidadoso, lo estamos cumpliendo perfectamente con los plazos licitados.

Pero uno de los problemas que enfrenta el proyecto son las servidumbres en la zona central, ¿Ya tienen solucionado ese problema? ¿Qué porcentaje total de servidumbres tienen?
Todavía tenemos cuatro municipalidades que presentan desafíos. Estamos manteniendo un diálogo y un contacto muy estrecho y pensamos que vamos a convencerlos de que lo que queremos es inspirarlos y no algo distinto. Estamos avanzando en eso y cada día rompemos más hitos. En nuestra línea Encuentro-Lagunas estamos ya con un porcentaje muy avanzado y en el Cardones Polpaico también.

A más de dos años de adjudicarse el proyecto, ¿hay algún mea culpa por la subestimación de la dificultad para concretar proyectos en Chile?  
El día que no estemos cumpliendo con nuestro cronograma, le diré que sí. Pero mientras tanto creo que cuando hicimos la evaluación original, lo hicimos de una manera certera y cuidadosa y nos dimos el suficiente margen para poderlo hacer. Es cierto que cuando uno hace estos proyectos se da un margen de seguridad y ese margen sí nos lo hemos comido poco a poco, pero todavía estamos cumpliendo. ¿Subestimado? Hubo cosas que pensamos que iban a ser más fáciles y fueron más difíciles, y otras que pensamos que iban a ser más difíciles y fueron más fáciles, pero eso nos sucede en muchos de los países en los que estamos. Aquí sí ha habido desafíos más grandes en estos tres temas que en otros lados.

¿Han tenido que sacrificar rentabilidad por la dificultad del proyecto?
Hasta ahora no.

Dado ello, ¿cuáles son los principales desafíos para Chile?
Lo más desafiante es el hecho que el diálogo social con comunidades y la aprobación de permisos ambientales para obras de infraestructura tarda mucho en Chile, incluso comparado con cualquier otro país donde estamos situados. La ley eléctrica recientemente ha favorecido eso, pero creo que hay progresos que podrían ser muy provechosos para personas que están en negocios de invertir en infraestructura como estamos nosotros.

¿Planean participar en otras licitaciones de transmisión?
Cuando se den, pero no ha habido más. En concesiones todo lo que se mueva lo estamos mirando.

¿Y en otros negocios eléctricos como generación o distribución?
No, porque nosotros somos del viejo adagio “de zapatero a tus zapatos”. Esa pregunta nos llega mucho no solo en negocios, sino en geografía, y siempre respondo que en los países en los que estamos y en los negocios donde estamos, tenemos mucho donde crecer con rentabilidad. 

¿Qué desafíos considera imperativo solucionar en el mercado energético? ¿la judicialización?
La ley energética que salió ahora es interesante, porque de alguna manera, especialmente lo que tiene que ver con el tema predial, propone un avance muy importante, y es que cuando se licita una nueva línea se entrega con una vía libre, es decir, ya ha previsto liberar la línea de transmisión. Eso no es solo bueno para los concesionarios, también magnifico para el Estado. Si Chile avanzara con mayor celeridad en la aprobación de permisos ambientales, en los RCA, y si las conversaciones sociales se agiliza, Chile se volvería el país más efectivo para hacer infraestructura. De hecho es un país importante no solo para nosotros, también para competidores nuestros. Los gobiernos están caminando en esa dirección, pero falta que los permisos ambientales y los diálogos sociales sean más claros y expeditos.

¿En que van las negociaciones con el Ministerio de Obras Públicas respecto a mejoras en las carreteras que administran?
El diálogo con el Ministerio va por muy buena camino y estamos desarrollando una serie de iniciativas que no solamente tienen que ver con las terceras pistas, sino con mejoras dirigidas a flujo más rápido y a seguridad. El protocolo de Ruta del Maule está listo hace tiempo, la firma se hará estos días, mientras que los protocolos con las demás filiales están o muy avanzados o listos, y eso implica que el proceso de precisión del protocolo para convertirlo en un contrato también está avanzando rápido. Pensaría que entre ahora y el primer semestre del 2017 se va a formalizar contractualmente mucho de esto.

¿Cuáles son sus planes para Chile?
El plan estratégico del MOP lo estamos apoyando de una manera muy robusta, pero además estamos mirando muy activamente la posibilidad de comprar concesiones que aparezcan en el mercado. Eso no había sucedido, porque teníamos una visión más de consolidar nuestra presencia en Chile y de fortalecer los resultados de los negocios de concesión vial. Ahora, eso cambió, porque sentimos que el modelo de negocios esta dando resultados positivos.

De la actual cartera de concesiones del MOP ¿Qué oportunidades ven?
Hay cuatro proyectos que nos interesan, de los cuales uno es particularmente interesante que es la carretera de La Fruta.

¿Y qué compras están analizando?
No está saliendo mucho todavía, pero si llega algo vamos a mirarlo. Sólo creceríamos si el proyecto que miramos nos da la rentabilidad que necesitamos.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon