Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bloomberg destaca a Sudamérica como "el hogar del gas de EEUU" y a Chile como su principal destino

logotipo de Pulso Pulso 28-09-2016 Pulso

“El gas natural licuado de Estados Unidos se suponía que debía ir principalmente a Asia y Europa, atraído por precios cuatro veces más altos, pero hasta ahora, Sudamérica ha sido el destino elegido”. Así comienza una nota de Bloomberg que posiciona a Chile como el principal destino sudamericano de su GNL desde febrero.

“Gracias a un exceso de oferta global que hizo bajar los precios, Cheniere Energy Inc. ha enviado a más de la mitad de los buques metaneros desde su terminal de Sabine Pass en Louisiana a Sudamérica. Las primas que alguna vez estuvieron disponibles en Asia y Europa desaparecieron y esas regiones ahora están bien abastecidas de otros lugares”, señala la agencia de noticias. 

En una nota titulada “Olviden Asia y Europa: Sudamérica se convierte en el hogar del gas de EEUU”, el medio explica que 17 de los 33 cargamentos enviados desde Sabine Pass –el primer terminal de licuefacción de shale gas en EEUU- han ido a Sudamérica desde que las exportaciones comenzaron en febrero, donde “Chile fue el principal receptor con nueve, tres de los cuales atravesaron la ampliación del Canal de Panamá”, detalló la agencia de noticias. 

© PULSO

Según Bloomberg, el canal puede reducir en alrededor de 11 días el tiempo de viaje a Chile desde el Golfo de EEUU, un envío que costaría US$ 5.60 por millón de unidades térmicas británicas del Sabine Pass en julio, según datos del Departamento de Energía de EEUU.

Las exportaciones desde EEUU se producen porque el país tiene más gas del que necesita: “Está a punto de convertirse en un jugador importante en los mercados mundiales de Gas Natural Licuado (GNL), mientras un suministro creciente de gas de esquisto ofrece más de lo que el mercado interno puede absorber”, explicó Bloomberg.

La agencia de noticias también señaló que “América Latina está hambrienta de la planta de energía y combustible de su vecino del norte, ya que la región carece de sus propias fuentes de energía confiables”. Además, detalló que ahora “el comercio regional es más fácil ya que los petroleros más grandes ahora pueden usar el Canal de Panamá, reduciendo el tiempo de viaje y el costo”.


Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon