Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Brasil: Renace el optimismo

logotipo de Pulso Pulso 20-09-2016

Desde el comienzo del Gobierno Temer hasta el momento, hemos visto muy buenas señales desde Brasil: el Presidente ha mantenido una postura correcta, los anuncios de los nuevos ministros han sido todos en línea con lo que se esperaba, y el poder Judicial ha podido actuar con independencia. ¿Por qué, entonces, en este mismo período, la bolsa ha retrocedido cerca del 3% (en US$)?

Hace unas semanas escribí que, en términos generales, Brasil ya tenía incorporado en sus precios la mayor parte de las buenas noticias. Eso explica algo. Es importante entender que, lo que Brasil ofrece ahora, es lo que llamamos “Riesgo de ejecución”, es decir, los precios reflejan un cierto optimismo con una recuperación de la economía brasileña. Pero, para que el retorno de una inversión en Brasil sea atractivo, la recuperación debe ser igual o mejor de lo que ya se espera. En este caso, la reducción de riesgo podría generar una expansión de múltiplos, además de que la retomada misma haría que las utilidades de las empresas mejoren.

Las señales que siguen llegando de Brasil me han hecho tener más optimismo: no sólo por ver la justicia actuando en contra de la corrupción, con la demanda en contra Lula y el arresto de algunas personas muy poderosas. La reducción de la corrupción en Brasil es importante, ¡pero las reformas lo son aún más! 

El PMDB, partido que vuelve a ocupar la presidencia de Brasil, tiene algunas características muy interesantes: ha ocupado el cargo de presidente en dos ocasiones desde la vuelta de la democracia en Brasil, pero no fue elegido en ninguna de las cuatro elecciones; además, ha participado de los diferentes Gobiernos desde 1984. 

Es un grupo que tiene una excelente coordinación política y que sabe lo que hacer para mantenerse en el poder y, en este momento, lo necesario es hacer reformas que permitan el gobierno reducir su déficit, atraigan inversiones y generen empleos. ¡Obvio! Pero no es fácil. Además deben hacerlo rápido, para que sus resultados se sientan antes de las próximas elecciones presidenciales (en dos años).

Para concluir, en este momento, el riesgo de ejecución sigue alto y los fundamentos aún no son realmente atractivos, pero, aun así, hay interesantes oportunidades y, con una buena selección, es posible encontrarlas. Una recomendación: más que pensar en la situación estática, es importante evaluar la capacidad de sorprender de las empresas en las cuales se invierte, tanto positivamente, como negativamente. P 

*El autor es asesor financiero.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon