Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Brasil se contrae 2,9% en el 3T y acumula diez trimestres en recesión

logotipo de Pulso Pulso 01-12-2016 Catalina Göpel

La economía brasileña acumuló diez trimestres en recesión, después de que entre julio y septiembre el PIB cayera 2,9% frente al mismo período de 2015. El resultado es un golpe a las expectativas de la administración de Michel Temer, que esperaba una mejora en la confianza tras la salida de Dilma Rouseff del poder. 

La razón sería una caída en la inversión, que en el segundo semestre creció 0,5%, mientras que en el tercero bajó 3,1%, al igual que la producción industrial que tuvo un retroceso de 1,3% en la tercera parte de 2016. 

“La inversión siguió cayendo, por décimo trimestre consecutivo, lo que refleja la falta de confianza de las empresas”, dijo José Francisco de Lima Gonçalves, economista jefe del Banco Fator y profesor de la Universidad de Sao Paulo. Agregó que “por el lado de la demanda, la débil situación del mercado de trabajo y las tasas de interés extremadamente altas explican la contracción del consumo de los hogares”.

En tanto, frente al segundo trimestre de este año el PIB se contrajo 0,8%, según informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

“Luego de un período recesivo frente al ajuste del déficit de la cuenta corriente externa (que pasó de un déficit de 4,3% en 2014 a una proyección del FMI de -0,8% para 2016) (...) una baja sostenida de la tasa de interés de la política monetaria en Brasil ayudaría a bajar la carga de intereses (en torno a 5,16% del PIB) de la deuda pública”,  comentó Federico Furiase, economista senior de Estudio Bein & Asociados y profesor en la Universidad Torcuato Di Tella. 

La lenta recuperación de la economía brasileña llevó a que hace algunos meses el FMI mantuviera sus previsiones de crecimiento en -3,3% en 2016 y 0,5% para 2017. Lo mismo ocurrió con la inflación, a la cual también calificó como una “lenta moderación”.

En su intento por reactivar la economía, el plan del Gobierno que busca congelar el gasto público hasta por 20 años, anotó otro triunfo en el Congreso la noche del martes. Con 61 votos a favor y 12 en contra, ahora solo necesita ganar la votación final, prevista para el 13 de diciembre, para convertirse en ley.

RECORTE MÍNIMO

En línea con lo esperado por los analistas, el Banco Central (BCB) aplicó una nueva reducción de 0,25% a la tasa de interés Selic, ubicándola en 13,75%. 

“La convergencia de las expectativas de inflación hacia la meta dan margen para que el BCB continúe con el ciclo de baja de tasa”, dijo Furiase, sin embargo agregó que “el escenario de salida de capitales desde monedas y bonos emergentes frente al viaje ascendente de la tasa de interés a 10 años de los bonos del Tesoro de EEUU podría limitar transitoriamente la velocidad” señaló el experto. 

En octubre pasado, el central brasileño también recortó en 0,25% la tasa de interés Selic, ubicándola en el 14,00%, siendo esa la primera reducción en cuatro años. 

“El central tiene su razón, ya que hablan de la necesidad de reformas fiscales para calmar la inflación. Pero el remedio se está convirtiendo en veneno”, comentó Lima Gonçalves.

Los efectos tras el triunfo de Donald Trump en EEUU habrían llevado a los consejeros del central a actuar con mayor precaución frente a un gran escenario de incertidumbre.

En tanto, en los últimos meses la inflación ha mostrado una leve desaceleración, con una tasa anual de 7,87% para el mes de octubre, el nivel más bajo en más de un año y medio.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon