Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Brasil: Senado inicia tensa sesión para definir futuro político de Rousseff

logotipo de Pulso Pulso 26-08-2016 Catalina Göpel

A las 9 de la mañana (hora local), comenzó ayer en el pleno del Senado brasileño la acalorada sesión que en al menos cuatro días busca definir el futuro de la suspendida Dilma Rousseff. 

La audiencia que fue abierta por el presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), Ricardo Lewandowski, quien señaló que la asamblea “convierte a los senadores en jueces” fue suspendida en reiteradas ocasiones por enfrentamientos entre los parlamentarios. La primera disputa se generó entre la senadora Gleisi Hoffmann del Partido de los Trabajadores (PT) y Magno Malta del Partido de la República (PR-ES). 

Hoffmann señaló que los senadores no tenían moral para el juicio sobre un presidente, debido a que varios de ellos tendrían cargos en su contra. 

La descarga de Hoffmann encendió la furia de los senadores, donde Lindbergh Farias (PT) intervino llamando sinvergüenza a varios de los parlamentarios, minutos más tarde la sesión se reanudó. 

“El ambiente ha sido agresivo y de disputa, pero la oposición asegura tener los votos suficientes para lograr el ‘juicio político’ y separar a la mandataria definitivamente de su cargo la próxima semana” señaló el economista jefe para América Latina de Moody’s, Alfredo Coutiño. 

Al cierre de esta edición, el termómetro de impeachment del medio de comunicación brasileño O Globo, contabilizaba 52 votos a favor, 19 en contra y 10 indecisos. 

En la declaración de los testigos, fue el turno Julio Marcelo de Oliveira, procurador del ministerio Público de Cuentas, el primero de la acusación en ser escuchado por el Senado, quien sostuvo que Dilma violó la ley de responsabilidad fiscal, la ley de presupuesto y la Constitución. “Dilma Rousseff incurrió en un gran fraude fiscal”, sentenció Oliveira, quien detalló las prácticas ilegales que supuestamente se habrían cometido y agregó que durante la gestión de Rousseff hubo “una evidente falta de probidad en el manejo de los recursos públicos”, pese que el Gobierno había sido advertido sobre esos temas.

Rousseff, que fue suspendida de sus funciones el pasado 12 de mayo cuando se instauró el juicio político, está acusada de crímenes de responsabilidad por emitir decretos que modificaron los presupuestos sin la autorización del Congreso y de contratar créditos con la banca pública en favor de su Gobierno, se presentará este lunes 29 de agosto ante los 81 senadores para exponer su defensa. 

EL RECHAZO. El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva afirmó que, con el inicio de la fase final del juicio político contra Rousseff, el Senado dio inicio a la “semana de la vergüenza nacional”. Las declaraciones de los testigos podrían terminar esta noche o durante la madrugada del sábado, de ser así habrá receso hasta el lunes.

Tras escuchar a Rousseff, habrá un espacio para debates y, una vez concluidos, el Senado procederá a la votación en que decidirá su futuro, la cual podría ser realizada cerca del miércoles de la próxima semana. P 


Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon