Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Brexit: May pasará consulta de la salida de la UE al congreso británico

logotipo de Pulso Pulso 13-10-2016 Pulso

La primera ministra británica, Theresa May, anunció que pasará a un debate parlamentario la consulta de la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), el Brexit, antes de invocar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa. 

Luego de reiteradas presiones, May prometió una mayor transparencia ante la Cámara de los Comunes, pero señaló que no habrá una nueva votación después del debate y que su administración será la que llevará a cabo todas las negociaciones con Bruselas. 

May, que hoy llega a España para reunirse con el presidente en ejercicio de ese país, Mariano Rajoy, había sido firme frente a su negación de llevar la consulta ante el parlamento inglés, asegurando que su función es respetar la voluntad del pueblo tras el referendo que se celebró el 23 de junio, en que triunfó la separación de Reino Unido de la UE. 

La idea del nuevo mecanismo, sería que los parlamentarios entreguen sus sugerencias sobre las futura negociación que se tendrá con el organismo internacional.

Las consecuencias

El líder de la oposición británica, Jeremy Corbyn, acusó en reiteradas ocasiones a May de utilizar una senda dura sobre el Brexit para favorecer la imagen de su actual Gobierno, en este sentido Corbyn señaló que la Primera Ministra, estaría buscando un “Brexit caótico”. 

De esta forma la sucesora de David Camerón señaló que buscaría lo mejor para UK, señalando que en su gestión reina el optimismo sobre el futuro de UK ante una eventual salida del mercado único. 

May criticó la postura de los parlamentarios laboristas quienes exigirían una nueva votación del referendo: “Si hacemos la misma pregunta, tendremos la misma respuesta” dijo. “La idea de que el parlamento de alguna manera no podría ser capaz de discutir o debatir o hacer preguntas, estaba francamente equivocada”, agregó.

Tras el anuncio, la libra esterlina se apreció 0,66%, dando un aire a la moneda tras varios meses de vaivenes económicos. 

Y es que la moneda británica ha caído cerca de un 15% desde la realización del plebiscito, alcanzando mínimos históricos. 

El fantasma del Brexit “duro” definiría una posible senda a seguir por la actual administración británica en la que se acabaría con el acceso al mercado único, despertando el temor de los inversionistas ante la eventual imposición de altos aranceles en cuanto a la comercialización de bienes. 

En este sentido, según los dichos de la premier británica tras la decisión del referendo realizado en junio, la materialización del divorcio entre Reino Unido y la UE, debiese estar finalizada de aquí a 2019, pero todavía quedarían muchas interrogantes por resolver.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon