Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

BTG celebra propuesta de reforma de pensiones en Brasil

logotipo de Pulso Pulso 15-12-2016 Mariana Marusic

Crucial. Con esa palabra define BTG Pactual la reforma al sistema de pensiones que intenta impulsar Brasil con la propuesta que envió el gobierno al Congreso. En un informe que publicó ayer, el banco detalla que el proyecto sería clave para abordar el déficit fiscal del país que preside Michel Temer. “El problema es grande y la dinámica demográfica lo hará peor rápidamente”, advierte el documento de BTG, que señala que si bien Brasil es un país relativamente joven, su déficit de pensiones es uno de los más altos del mundo: equivale al 3,7% del PIB, superior a los déficit de países con mayor vejez. 

¿La razón para este desequilibrio? Según el banco, abundan los motivos: van desde la edad mínima de jubilación -o la falta de una edad mínima- a una variedad de regímenes especiales “muy generosos”, califica el banco. “Lo que es alarmante es que si no se hace nada, y con la población brasileña envejeciendo rápidamente, los gastos de pensiones estarán fuera de control”, dice BTG, y argumenta que las estimaciones indican que alcanzará el 19% del PIB en 2060, versus el 7,7% que anota actualmente.

En esa línea, sobre la edad mínima el documento explica que los brasileños pueden jubilarse después de trabajar y pagar cotizaciones por 35 años en el caso de los hombres y a los 30 años cuando se trata de las mujer. Esto quiere decir que, si un hombre consigue un trabajo formal a los 20 años, podría jubilarse a la edad de 55. 

Cuando se trata de una jubilación con pensión completa, explica BTG, un hombre tendría que trabajar y pagar cotizaciones durante 38 años. Así, bajo los mismos parámetros del ejemplo anterior, la persona podría jubilarse con sus completos beneficios a los 58 años. 

Sobre los regímenes especiales que existen, la entidad dice que incluso este podría ser el mayor problema que enfrenta el sistema de pensiones, ya que critica que son muchos: funcionarios, militares, bomberos, policías, profesores, entre otros. En esa línea, dice que si bien los funcionarios públicos representan sólo el 3,5% del total de jubilados, ellos equivalen al 60% del déficit total en seguridad social de Brasil. Aunque la propuesta del gobierno aborda todas estas temáticas según BTG, el banco cuestiona si será o no aprobada.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon