Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Burbujas para celebrar

logotipo de Pulso Pulso 20-12-2016 Macarena Zarhi

En el corazón del Valle de Limarí

La viña Azur es un lugar dedicado exclusivamente a la producción de espumantes hechos a través del método tradicional. Las condiciones climáticas de este valle diferencian a este espumante gracias a la mezcla de la fuerza del desierto con la cercanía del Océano Pacífico, que da paso a la Corriente de Humboldt, lo cual entrega una frescura en verano y una buena oscilación térmica entre el día y la noche.

Para estas fiestas se creó una caja edición limitada elaborada por el artista José Pedro Godoy, quien escogió para presentar esta unión “Paradise Found” y “Fiesta”.

La edición limitada cuenta con 300 unidades y estará disponible a partir de esta semana en tiendas especializadas. Cuesta $29.990.

Con aires marinos

Elaborado bajo el método champenoise generando finas y sutiles burbujas, Fervor es uno de los espumantes de Casa Silva que nace bajo el clima marítimo de Paredones, en la costa fría del Valle de Colchagua. Un vino hecho con chardonnay y pinot noir, con notas a manzana verde, pan tostado, brioche francés y frutos secos, que recibió 91 puntos en la última guía Descorchados.

Una buena forma de maridar este espumante es con ostras frescas, ceviche de róbalo, una foie gras, salmón grillado o un postre como panna cotta o créme brûlée.

Cuesta $18.990 y se puede encontrar en el wineshop de Viña Casa Silva.

Los sabores del método tradicional

Viñamar es uno de los espumantes ícono de esta viña que lleva el mismo nombre y se encuentra en el Valle de Casablanca. Su elaboración fue bajo el método tradicional extra brut. Un espumante ultra premium, con tonos amarillo dorado con un leve tinte rosado y con sutiles aromas frutales, a pan blanco y levadura, además cuenta con buena acidez, volumen y persistencia. Se puede encontrar en todos los supermercados a lo largo del país y tiendas especializadas a $11.990.

Rupturista y 100% pinot noir 

El viñedo de RE, en el valle de Casablanca, se sitúa en la parte más baja del Valle y lo que ayuda a regar sus parras con nieblas marinas cargadas de sal. Hecho con 100% pinot noir, cuentan con una edición virgen que obtuvo 94 puntos en la guía descorchados, mientras que el clásico se quedó con 93. Se fermenta en grandes barriles de encina europea criando junto a ellas sus levaduras y luego, por segunda vez, en botellas para que nazcan sus burbujas. Para maridar con aperitivos, mariscos frescos y alta gastronomía de mar. Además de terrinas, carnes magras, tortas de verduras y postres. Cuesta $28.900.

Un lanzamiento que obtuvo oro

La Ronciere brut nature, creado a través del método tradicional, fue ganador de una medalla de oro en el concurso Catad’Or de este año en su primera cosecha.

La particularidad de este espumante fue que tanto la cosecha, como el proceso de selección de la uva en la planta, fue realizado a mano con el fin de producir el vino desde la mejor fruta, para luego envejecerlo durante seis meses y realizar la última fermentación dentro de la botella, para guardarlo a baja temperatura, durante 24 meses. Disponible en restaurantes a un precio referencial de $18.000 y en la bodega de Graneros de La Ronciere en $10.000 durante todo diciembre.

Una colección de premios

La viña Santa Digna estrena Estelado Rosé, uno de los primeros espumantes chilenos en ser elaborado con uva país, la variedad más antigua de Chile. Fue elegido como el mejor espumante del mundo en “The Champagne and Sparkling Wine World Championships” (CSWWC).  De color rosado pálido, tiene una burbuja fina con notas frutales y paladar es fresco. Entre los premios que ha recibido está la medalla de oro en el nations wine challenge, el elogio de Jancis Robinson, la prestigiosa crítica de vinos británica. Cuesta $7.690, en supermercados. 

Un espumante premiado 

Casas del Bosque no podía quedar fuera de los buenos espumantes, menos si su viña se ubica en el Valle de Casablanca. Elaborado bajo el método tradicional con una selección de uvas chardonnay y pinot noir, este espumante ha descansado por más de 19 meses en bodega. Es de un color amarillo brillante, y una burbuja pequeña perdurable en boca. Con aromas a fruta blanca madura como manzana roja y membrillo, notas a pan y levadura, es ideal para maridarlo con platos marinos como centolla fresca, ostiones gratinados o pulpo al olivo. En la guía Descorchados obtuvo 92 puntos y en James Suckling - de Estados Unidos-, 90 puntos. Cuesta: $18.900.

La cepa país toma protagonismo

Viña Bouchon lanzó su primer espumante extra brut, hecho con uvas país y cinsault, provientes de parras viejas, que no reciben riego. Perteneciente a los valles de Maule e Itata, se realiza este trabajo poco común, pero al ser parras viejas de secano, son plantas equilibradas, que resisten de mejor forma las distintas temperaturas y precipitaciones a los largo de los años, y que entregan diferenciación en el terruño, junto con balance y carácter. Cuentan con una primera cosecha de solo 6.000 botellas, que cuesta $7.000 en La Vinoteca.

Tradición italiana 

Riccadonna Ruby mezcla uvas de brachetto y balvasía que crecen al norte de Italia y es naturalmente dulce, afrutado y ligeramente perfumado. Posee leves toques de acacia y rosas, todo bajo un envolvente y equilibrado toque de miel. Este espumante llegado este año se unió a asti, prosecco, brut y moscato rosé, con los que cuenta la marca a nivel local. Disponible en supermercados Jumbo a $9.990.

Buena mezcla precio-calidad 

Este año, la viña Misiones de Rengo se amplió y lanzó su primer espumante con las variedades brut y demi sec. Con aroma fresco a notas cítricas con flores, posee acidez equilibrada, buen volumen y gran persistencia. Esta línea de burbujas se puede maridar con un rico aperitivo de mariscos. Se puede encontrar en los principales supermercados.

La brut cuesta $4.490 y la demi sec, $4.290.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon