Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Buscando nuestro número: Parte cinco y final

logotipo de Pulso Pulso 26-08-2016

Luego de casi un mes analizando los argumentos que con que sus detractores descalifican a las AFP, llegamos a las siguientes conclusiones:

1- Sobre las expectativas de pensiones millonarias: Un sistema de ahorro individual o colectivo que genere pensiones tipo “Gendarmería”, de $5 millones, para la masa actual de pensionados, requiere un fondo de ocho veces el tamaño del PGB chileno. La chispa que incendió la pradera es y será un sueño imposible. 

2- Sobre la hipotética “sostenibilidad” del sistema de reparto: Si se apunta a una tasa de reemplazo de 70% de la cotización actual, $490.000, las proyecciones demográficas de la ONU indican que para sostener la masa de pensionados el  año 2050 con un sistema de reparto será necesario cotizar el 35% de los sueldos. El 2070, 45,5%. A todo eso, agréguele el resto de los impuestos. Si vamos para allá, preocúpese por el futuro de sus hijos. Cuando jubilen, el sistema estará quebrado.

3- Sobre “el Fin de las AFP” en Hungría y Polonia: En ambos casos las AFP siguen existiendo. En ambos casos, la apropiación de los fondos se debió a problemas de solvencia del Gobierno. En Hungría se dilapidaron en menos de tres años pagando a bancos, FMI y Gasto Público, con el fin de evitar expulsión de la UE. En Polonia se expropió la mitad de la plata, toda la deuda soberana, para cambiarla por pasivos “fuera de balance” con los pensionados. Un truco para no superar el ratio máximo constitucional de deuda/PGB de 60%. El resultado: La contingencia de pensiones de Polonia ( deuda “no oficial”), es la más alta del mundo, 350% del PGB (*)

Estos 3 argumentos contra de las AFP son, tal como el de las “comisiones fantasmas”, ingenuos, mañosos o simplemente mal intencionados. Por el contrario, constituyen claros testimonios a favor del ahorro individual y de poner distancia entre el Estado y las platas acumuladas para pensiones.

4- Propuestas: A) El sistema debe ser mejorado, aumentando las pensiones “aquí y ahora”. Esto implica un elemento de reparto “inter -generacional”. En castellano antiguo, para mejorar a los jubilados actuales. B) Un aumento progresivo en el Pilar Solidario, que genere una Pensión Básica Universal de, por ejemplo, un 70% del sueldo mínimo, flat, para todos los ciudadanos, con requisitos mínimos razonables, puede ser un objetivo. C)  Esto debe ser financiado con impuestos generales, como establece la Constitución, sin distorsionar el mercado del trabajo D) Todo ahorro adicional debe ser destinado a las cuentas individuales. Encomendar al Estado ahorros, individuales o colectivos, parece mala idea. No es su especialidad. Por el contrario: La Historia enseña que los gobiernos, que a duras penas son eficientes administrando su presupuesto, son mucho mejores para gastar que para administrar inversiones, en especial si son platas ajenas. Más temprano que tarde habrá una buena razón para manotazos, parciales o totales: terremotos, tsunamis, recesiones, promesas de programa o simple populismo. Se cambiarán activos financieros por promesas de pago inciertas, como en Polonia o Argentina. El problema será de los gobernantes del futuro (y sus pensionados).

Chile está en la encrucijada. Es el momento de mirar los hechos con los ojos abiertos y la cabeza fría. Hora de escuchar, por una vez que sea, la voz de los sensatos.   

(*) Fuente : Citi, Financial Times : Pensions, Low Yields, High Stress.

*El autor es conductor del programa Información Privilegiada de Radio Duna. 


Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon