Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cámara reactiva despenalización de autocultivo de cannabis y busca su despacho en octubre

logotipo de Pulso Pulso 09-09-2016 Natalia Olivares

Desde enero pasado que el proyecto que busca despenalizar el autocultivo y el uso medicinal de la cannabis se encontraba a la espera de movimientos en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, a quienes se les encomendó realizar un segundo informe.

Esto, luego que en julio de 2015 se votara la iniciativa en general en sala: por 68 votos a favor, 39 en contra y cinco abstenciones la iniciativa -que refundió proyectos impulsados por la Nueva Mayoría y la diputada ex Amplitud Karla Rubilar-  tuvo luz verde.

Tras ocho meses frenado, este martes la comisión que encabeza el DC Víctor Torres reactivó las audiencias y recibió a expertos como la directora del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Universidad de Chile, Anneliese Dórr. 

Según explicó el presidente de la instancia,  la comisión tomó el acuerdo porque “ya ha pasado un buen tiempo desde que la sala nos encomendó un segundo informe”, por lo que se fijaron las audiencias que estaban pendientes.

“Hemos determinado entonces terminar audiencias pendientes, fijar el 16 de septiembre como fecha tope de ingreso de nuevas indicaciones para comenzar a votarlas el martes 27 de septiembre para despacharlo en esa sesión, o bien en las primeras semanas de octubre”.

Esta reactivación, además, se da luego de un fallo de la Corte Suprema del pasado a fines de marzo de este año en que resolvió que “no corresponde a las policías que realizan un patrullaje preventivo ingresar a moradas, decomisar plantas y detener a sus dueños tan solo por haber observado que hay plantas de cannabis sativa cultivándose en su interior”.

Al respecto la diputada Rubilar, miembro de la comisión y autora de una de las mociones refundidas que se encuentra en tramitación, afirmó que “es ultra necesario volver a dar la discusión después de los fallos de la Suprema que pidieron un piso intransable para legislar, que respeta la esencia del ser humano. No es un tema de plantas más o gramos menos, es un tema de libertades a los consumidores que no producen daño y persecución penal real a los narcotraficantes”.

En esta misma línea, la comisión de Salud espera que el próximo martes 13 de septiembre el Ejecutivo llegue hasta la instancia para exponer sus indicaciones -ingresadas hace varios meses atrás- al proyecto que ya fue aprobado en general.

Es que si bien la norma permite el porte de cantidades inferiores a diez gramos de cualquier especie, subespecie o variedad sin aditivos de cannabis, el Gobierno plantea bajar ese umbral a sólo dos gramos. Y si el proyecto original permitiría cultivar por domicilio un máximo de seis plantas, La Moneda propuso autorizar el cultivo de sólo una planta por vivienda.

Estos ajustes por parte del Gobierno ya habían sido cuestionado por los autores de la iniciativa.

Otra parte del proyecto apunta a las personas que necesiten consumir marihuana por fines medicinales. Se plantea que deberán tener una prescripción médica de un doctor, que no requiere especialidad.

El reposicionamiento de la discusión de todas formas hará reinstalar un debate ante el cual personeros como Marco Enríquez-Ominami y el ex Presidente Ricardo Lagos Escobar han fijado postura: el rol que debe cumplir el Estado frente a este tema.

Hace algunos meses el ex mandatario de la Concertación -y potencial carta presidencial de la Nueva Mayoría- corrió el cerco e incluso se mostró a favor de que el Estado distribuya marihuana, sin cerrar la puerta a que éste determine la existencia de un vendedor final.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon