Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Camilo Cruz, socio AC Inversions: “Parte del dinero se perdió en el mercado”

logotipo de 24 Horas 24 Horas 21-03-2016 Carolina Acuña
© La Tercera

¿Dónde están los 50 mil millones de pesos involucrados en las operaciones de AC Inversions? Según uno de sus socios, parte de ese dinero “se perdió en el mercado”. Eso fue lo que señaló Camilo Cruz, subgerente de administración de la empresa en su declaración judicial del pasado 2 de febrero a la que 24 Horas tuvo acceso. El ingeniero en comercio exterior fue formalizado a principio de marzo por los delitos de estafa, captación de dinero irregular y lavado de activos en el marco del caso AC Inversions.

Actualmente se encuentra en prisión preventiva junto a los otros dos socios de la empresa: Patricio Santos y Rodolfo Dubó. Al ser consultado por el destino de los $50 mil millones de pesos que reunió la empresa durante los últimos 4 años de funcionamiento, Cruz advirtió: “este dinero fue repartido como utilidades entre los clientes y parte se perdió en el mercado, además de los costos propios de la administración de la sociedad”. A lo largo de su relato ante el fiscal Carlos Gajardo, Cruz también entregó detalles sobre la manera en que operaba el negocio piramidal de esta sociedad que hoy suma más de 2 mil denuncias. “Quiero hacer presente que los clientes eran diferenciados en dos tipos, los que no se atienden en oficinas y los que sí, denominadas coloquialmente como antigua y nueva cartera, respectivamente. Los clientes antiguos tenían una taza inicial del 10% de ganancias, respecto de su capital de inversión, la cual se reajustó de manera parcelada desde el año 2014 al 2015 con una tasa final de un máximo de 7,5% respecto de su capital de inversión.

Los clientes nuevos mantenían taza de entre un 2% al 5% respecto de su capital de inversión y son los clientes que ingresaron desde el año 2013”, señaló. Los clientes, según el relato del ingeniero en comercio exterior, debían firmar contratos de mutua inversión con la empresa. “ El cliente entregaba una suma de dinero la cual debía administrar la sociedad, obligándose a esta última entregarle un porcentaje de utilidad definido a la fecha de firma de contrato el cual varía entre el 10% y 2% por un plazo de 12 meses corridos desde la fecha de firma del contrato. T

eniendo el cliente la facultad de poder retirarse en cualquier fecha (…) “Se le explicaba de manera verbal que al retirar antes del plazo de 12 meses era posible que no se generara la utilidad mencionada en el contrato, que el mercado era muy volátil por lo que algunos meses no tendría las mismas ganancias” indicó al Ministerio Público. ¿Qué sucedía en los casos en que la inversión no era favorable? Preguntó el fiscal, a lo que Cruz respondió que de todas maneras las utilidades eran pagadas, pero “ a consecuencia de que esta actitud adoptada y no corregida por la empresa afectaba la estabilidad de la misma, se reajustaron las tasas de los clientes antiguos y se rebajaron las tasas de compromiso con los nuevos clientes”, explicó.

Pero según el imputado, no sólo esta acción de la empresa terminó por colapsar a AC Inversions. “La carga financiera acumulada afectó las utilidades de la empresa, lo que sumado con mal resultado del año 2015, y el retiro masivo de clientes, trajo consigo que las ganancias generadas no fueran suficientes para realizar el pago comprometido a la totalidad de clientes de la firma”, afirmó el ingeniero.

Al concluir su testimonio judicial, Camilo Cruz advirtió: “Finalmente quiero señalar que nunca tuve injerencia respecto de la administración de capitales en o por AC Inversions, además de que yo sólo entregaba la información requerida sobre personas y sus pagos”.

Más de 24 horas

image beaconimage beaconimage beacon