Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Carolina Tohá: "La presión por la reelección de Santiago no tiene que ver con los cálculos de cómo impacta a las presidenciales"

logotipo de Pulso Pulso 03-10-2016 Gladys Piérola

La candidata a la reelección  por  Santiago, Carolina Tohá (PPD),  es cauta al hablar del escenario que deberá enfrentar en tres semanas más. Asegura que en la emblemática comuna “hay que hacer la pega hasta el último día, porque no se puede dar antes por ganado”. De las críticas a  su gestión se defiende y en seguridad dice que pese a  “las buenas cifras”,  hay algunos problemas más difíciles de solucionar. De la presidencial del próximo año,  comenta que el debate “no se hace hacia atrás o repitiendo las historias, sino  lo que tenemos hoy y adelante”.

© PULSO

El “Manual sobre sexualidad” para adolescentes sigue en la polémica y se suman a las críticas la pregunta centrada en que si las niñas de 6 u 8 años pueden quedar embarazadas. Los más críticos señalan que puede incitar al abuso.

-Preguntar biológicamente la edad en la que se puede quedar embarazada en sí mismo no puede incitar al abuso, pero todos los menores de edad tienen una protección desde el punto de vista de la sexualidad especial y un mayor de edad que tiene relaciones sexuales con un menor es un delito. Es algo de lo que hay que tener consciencia. Esto es parte de lo que se  trabaja en los talleres de educación sexual, porque el libro está incierto en un programa mucho más amplio que parte de los temas enseñados está el autocuidado, la protección de la intimidad y del saber poner límites a los demás.

¿Siempre estuvo contemplado lanzar el libro previo a las elecciones?

-Van a tratar de armar polémica que esto fue un interés electoral, la verdad es que nosotros no hemos armado este revuelo. Se armó por las declaraciones de los que salieron a oponerse. Esto es parte de un programa mucho más amplio que se llama “Santiago Sano” y no había nada para pensar que esto iba a encender una polémica que antes no se había dado. Siempre usamos este lenguaje abierto, dándole mucho protagonismo a los jóvenes, porque es la única manera de hacer un trabajo real, lo otro es dictarle una especie de prédica que no la escuchan y no la acogen. 

Sus contrincantes acusan mala gestión y apuntan principalmente a flancos abiertos como en seguridad. 

-En temas de seguridad es un clásico tratar de vincularse a la preocupación que tiene la ciudadanía en esta materia. Pero cuando uno evalúa la gestión municipal de seguridad, este ha sido un período de avances muy importante. En el último año los delitos han bajado un 8,6% y en último trimestre un 9,7%. Por supuesto, hay problemas de seguridad de los cuales hay que hablar, no porque la gestión municipal sea mala, sino porque hay problemas complejos de resolver. Lo más difícil son los grupos que se instalan a vivir en casas abandonadas, ahí delinquen y ocupan mecanismos de los subarriendo abusivos. 

Según los datos de la Nueva Mayoría, Santiago es una de las comunas que está en riesgo para el bloque oficialista. ¿Hay más presión para su reelección, tomando en cuenta que muchos ven a Santiago como un factor clave en las presidenciales?

-La presión por la reelección de Santiago no tiene que ver con los cálculos de cómo eso impacta a las presidenciales del año siguiente. Tiene que ver con los compromisos que nosotros tenemos con la comunidad, que ha significado cambios grandes, lo que para consolidarse y dar frutos, necesitan cuatro años más. Esa es la razón por la cual estamos postulando y por la que tenemos mucha solidez en nuestra reelección. Siempre Santiago va estar en la lista de las comunas en disputa, porque es una que define, donde se pone mucha tensión de parte de todos los conglomerados. No es una comuna de la que hay que relajarse y desde punto de vista, me parece bien que todos los actores vean con atención lo que pasa acá y no lo den por sentado. 

A tres semanas de la elección, ¿cómo evalúa el impacto del Caso SQM en su campaña? ¿La gente en la calle le comenta el tema?

- He dicho lo que siempre he dicho y también una mirada más allá. No he sido acusada ni imputada de nada, y creo que es importante que uno como dirigente político asuma que aquí tuvimos como política una falencia, que no resolvimos a tiempo muchos baches que tenía nuestro sistema. Es algo de lo que hay que hablar de frente también, y no hacer el ejercicio de simplemente dejar esto como un tema que tienen que ver los tribunales. Los tribunales ven la parte de los delitos, y hay que dejarlos y no intervenir, pero la política tiene que hacerse cargo de que aquí hubo algo que no se enfrentó bien.

¿A sus votantes les habla de su responsabilidad como ex presidenta del PPD en este tema?

-Cuando hemos hablado de estos temas, hablamos de todo eso. Pero ha sido muy raro, este tema no está en la conversación de la comuna, quizá está en otros espacios. Han sido muy puntuales las ocasiones en que el tema ha estado en conversaciones, y cuando ha estado lo hemos hecho así, abiertamente.

Usted ha dicho que no quiere que la presidencial se transforme en qué candidato apoya quién, pero en su lanzamiento de campaña municipal reunió a todas las cartas presidenciales del bloque oficialista. 

-Es algo que agradezco mucho, porque de todos ellos he recibido el respaldo, y segundo, para mí es una responsabilidad dar cuenta que soy candidata de toda esa gente, y más allá. Aquí hay mucho actores comunales que están fuera de las dinámicas de la NM y están apoyando nuestra candidatura. De la misma manera que me gustaría, que cuando venga el momento presidencial, que los temas locales se tomen en cuenta en la política nacional, porque los temas de la gestión local se dejan muy de lado. Y desde Santiago vamos a levantar esa voz cuando llegue el momento.

Siempre ha estado en el sector más “laguista” del PPD, fue calificada por muchos como la “hija política” del ex mandatario.

-Es el título que siempre me han puesto y que siempre no ponen a nosotras las mujeres, como que estamos arrimadas a algún árbol. Yo creo que he hecho una trayectoria, y por cierto en esa trayectoria he tenido una historia de mucha cercanía con Ricardo Lagos y mucha colaboración con Michelle Bachelet. Fui de las primeras en impulsar para que la NM existiera. Hoy soy alcaldesa, y represento ese espectro amplio del cual me siento muy orgullosa, con todos sus defectos, creo que desde ahí se puede construir el proyecto de país y también desde ese espectro vamos a hacer el debate presidencial cuando llegue el momento. El debate presidencial no se hace hacia atrás o repitiendo las historias, sino lo que tenemos hoy y adelante.

 ¿Comparte de la decisión de Lagos de adelantar su disposición presidencial?

-Me parece bueno que haya distintos actores que hoy están dispuestos a ser parte de este debate presidencial que va a venir. Creo que es bueno que haya una conversación diversa. Que Ricardo Lagos haya dado ese paso, pero también Isabel Allende, José Miguel Insulza, Alejandro Guillier, Ignacio Walker. Es bueno que tengamos un proceso de intercambio y que de eso salga una buena síntesis. Me parece bueno que ese debate se dé y que no sólo se miren las encuestas o el cálculo electoral. Pero el momento de ese debate no es ahora, es desde noviembre en adelante. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon