Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cartas de AFP abren debate sobre límites de información en correos a los afiliados

logotipo de Pulso Pulso 06-09-2016 Cecilia Arroyo

Seis son las cartas que han enviado las AFP a sus afiliados, argumentando con números sus posiciones frente al debate previsional.

La Superintendencia no ha permanecido inmóvil frente a estas actuaciones y ya ha emitido tres oficios. El primero, el 9 de agosto, pidiéndoles datos de respaldo de las primeras cartas enviadas. El segundo, el 11 de agosto, recordándoles la normativa sobre la información que pueden enviar a los afiliados. Un tercera, el 23 de agosto, fue dirigida sólo a Habitat, luego que esta AFP emitiera una segunda misiva con un marcado posicionamiento político respecto del debate previsional.

Pese a la reacción de la Super, las AFP han continuado con los envíos. La semana pasada Cuprum envió una nueva carta con más cifras. Según ésta, sus afiliados hombres con 30 años de cotizaciones, reciben una pensión promedio de $948 mil, y las mujeres de $ 577 mil. 

Además de Cuprum, sólo Habitat había entregado datos de este tipo en sus correos. La AFP afirmó que los hombres que habían cotizado igual cantidad de años o más, tenían pensiones promedio sobre los $650 mil, con una tasa de reeemplazo (TR) de 77,2%; mientras que las mujeres recibirían $327 mil, con una TR del 41,5%. 

En ambos casos, las cartas no especifican los supuestos utilizados para estimar el promedio. Sin embargo, fuentes de ambas administradoras aclaran que los datos son promedio de pensiones efectivamente pagadas.

Cifras promedio

Previsionarte hizo los cálculos considerando los ingresos promedio por AFP de la Superintendencia de Pensiones y el resultado muestra pensiones similares en ambas AFP. (Ver infografía) 

Sin embargo, estos montos promedio pueden bajar hasta 60% si se consideran que los 30 años de ahorro ocurrieron al final la vida laboral y no al inicio de ésta, detalla el gerente general de la consultora Andrés Guerra. Esto, porque los primeros diez a quince años de aportes explican al menos la mitad de la pensión al tener más tiempo de capitalización. 

En ese sentido afirma que es importante que se les exija más transparencia a las administradoras respecto de los períodos que considera para sus cálculos y otra serie de variables clave para ellos, como la constitución familiar. “El regulador exige a los asesores, usar el simulador de la Superintendencia para entregar cálculos, entonces no entiendo porque nos les obliga a las AFP entregar los detalles con que hacen sus simulaciones”.

¿Más control?

Consultada sobre si el envío de cifras no constituye una preocupación para el regulador, tras la carta de Cuprum, la Superintendencia de Pensiones respondió que “dentro de sus facultades fiscalizadoras la SP analiza todas las comunicaciones que realizan las AFP a sus afiliados”.

El ex superintendente de Pensiones,  Alejandro Ferreiro, sostiene que dado el debate actual, el regulador y la industria deben procurar mantener un equilibrio para  informar adecuadamente y no confundir. “Creo que, en esta vuelta, no se pueden emitir números de tasa de reemplazo, pensiones promedio sin establecer bases de cálculo. Este no es un sistema de  beneficio definido sino de contribución definida en que la pensión depende de una serie de variables y los promedios son engañosos porque la realidad es muy diversa”, afirma. En tal sentido agrega que sería recomendable que la superintendencia sea pro-activa en definir los términos de referencia sobre los cuales se puede hacer cálculos promedios. “Lo ocurrido, recomienda ponerle marco, porque no es lo mismo la pensión promedio de Cuprum, donde los ingresos promedio de los afiliados son de los más altos del sistema, que en Planvital, que está en el otro extremo”, añade Ferreiro.

El ex miembro de la Comisión Bravo, José Luis Ruiz, sostiene que la entrega de promedios se asemeja al “error” de la promesa del 70% de tasa de reemplazo. “Lo primero es educar a las personas y por tanto hay que ser precisos. Es importante que haya mas información financiera, pero no distorsionar. El gran problema es que como no hay un consenso, cada uno esta tomando la cifra que quiere”, concluye.

Andras Uthoff, también ex comisión bravo y miembro del Consejo Consultivo Previsional, sostiene que “luego de 32 años en que (las AFP) han desinformado o ayudado con total asimetría a sus afiliados, es muy penoso que estén haciendo esto ahora, sin una transparencia de las cifras oficiales que usa la Superintendencia de Pensiones. Creo que el regulador debiera enviar al menos una nota aclaratoria a todos los afiliados, para tener una referencia oficial y clara”, afirma.

Por último Ricardo Paredes, quien hizo un estudio de pensiones para el gremio de AFP con cifras que hablaban de tasas de reemplazo de hasta 80%, afirma que es rol del regulador cuidar la forma en que se entrega la información. “A veces mucho dato confunde, aunque sea verdadero”, dice. En tal sentido, agrega que “la Superintendencia debe garantizar que cualquier información que llegue a los usuarios sea informativa, mas allá de oficiar a las AFP”.

En  defensa de la industria, un alto ejecutivo de AFP sostiene que el anterior oficio de la Superintendencia, no les limita para explicar el sistema a sus afiliados. Así, el documento sólo habría aclarado que las cartas no podían contener juicios políticos ni desviar a los afiliados de temas importantes. Aseguran asimismo que el ruido generado en materia previsional ha elevado significativamente el interés de los afiliados, elevando las exigencias de mayores explicaciones sobre el esquema.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon