Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cartera de proyectos mineros en Perú crece hasta US$45 mil millones y alcanza a Chile

logotipo de Pulso Pulso 27-09-2016 Gustavo Orellana

Históricamente, la industria minera chilena ha superado a sus pares internacionales tanto en producción como en desarrollo de proyectos. Esto, principalmente en la industria cuprífera donde el país es “top one” desde ya décadas.

Pero eso está comenzando a cambiar, al menos en lo relacionado con nuevas iniciativas para expandir la capacidad. En 2014 -según datos de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco)- la industria local manejaba una cartera total de US$74.389 millones, equivalente al 35% del total mundial. Más atrás quedaba Perú, que miraba de lejos con US$39.446 millones, en el segundo lugar global.

Pero las cifras actuales son muy distintas. El último catastro de Cochilco muestra una caída del 34% hasta US$49.208 millones, lo que equivale a casi US$25 mil millones menos.

En cambio, la cartera de proyectos de Perú sólo subió.

¿La razón? En el lado chileno varias mineras decidieron recortar sus presupuestos, ajustándose a la nueva realidad. Así, el número actual de proyectos mineros que tiene Chile también se ha ido ajustando.

Y si bien a Perú todavía no le alcanza para superar a Chile en términos de inversión agregada, las últimas cifras revelan que está, al menos, muy cerca. El viernes, el Ministerio de Energía y Minas (Minem) de ese país presentó un catastro de inversiones para el mismo período, el que acumula un total de US$45.596 millones, cifra inédita para la industria de ese país.

Pero Perú sí logró ponerse al frente en el número de proyectos mayores, indicador en el que la situación se da vuelta. Mientras Perú muestra hoy un total de 46 proyectos, Chile suma 37. En 2014, de acuerdo con el catastro comparativo hecho por Cochilco, Chile superaba a Perú con 29 iniciativas versus 22.

La semana pasada ambos países presentaron, con apenas días de diferencia, sus perspectivas de inversión, indicadores que reflejan cómo está el clima de inversión de lado y lado. 

La visión que existe en la industria es de resignación. Ejecutivos consultados sostienen que Perú ha logrado atraer inversión, a pesar de que la calidad de mineral que tiene en su subsuelo es inferior a la de Chile. Pero además hay otros factores como el acceso a energía más barata, lo que si bien hoy también se está dando en Chile, todavía existe un diferencial que inclina la balanza al vecino del norte.

En el caso de Chile, el 44% de la inversión comprometida corresponde a Codelco, mientras que las mineras privadas han ido más bien retirando proyectos, sacando el pie del acelerador.

Desarrollo temprano

“Las comparaciones de carteras de inversión son complicadas porque las metodologías no siempre son iguales. ¿Qué es un proyecto vigente?, puede que se entienda de manera diferente en un catastro y en otro”, advierte de entrada el director ejecutivo de Plus Mining, Juan Carlos Guajardo.

Hecha esta salvedad, el ex Cesco asegura que considerar que Perú está en una etapa de su desarrollo minero que se parece a la etapa que vivió Chile hace dos décadas y que explicó la etapa de más rápido crecimiento de la inversión y producción minera en nuestro país. 

“Por lo tanto es esperable que Perú tenga una etapa de crecimiento acelerado en la inversión y producción, que de hecho ya está en pleno curso”, añade Guajardo.

Esto se debe, agrega, a que Perú acumuló una cartera de proyectos sin desarrollar a lo largo de los años y que en los últimos años ha ido encontrando el conjunto de elementos que aumenta la viabilidad que se lleven a cabo, tal como ocurrió en Chile en las décadas anteriores a los años ochenta-noventa. 

“Me refiero a factores como el riesgo-país, acceso a recursos de infraestructura, energéticos, recursos profesionales, etc. Aún cuando en Perú aún hay problemas a nivel de conflictos sociales y comunitarios. El efecto demostración de Las Bambas y Cerro Verde, dos mega proyectos que pudieron hacerse de manera relativamente normal, ejerce un efecto positivo en la percepción de viabilidad del país para la minería. Similar a lo que constituyó Escondida para Chile a comienzos de los noventa.

Esto se da a pesar de que las leyes promedio que muestran los proyectos mineros en Chile son no sólo más altas que las de Chile, sino que además están entre las mejores a nivel mundial. De acuerdo con el catastro de inversiones 2014 de Cochilco, las iniciativas locales promediaban una ley de mineral de 0,529; mientras que en Perú llegaba a 0,454. 

Si bien Australia o Indonesia mostraban cifras sustantivamente más altas, estaban lejos de Sudamérica entre los principales destinos de inversión.

Otro catastro pesimista

Otro listado que muestra cifras pesimistas respecto al futuro de  la industria nacional fue el que presentó hace cerca de un mes la Corporación de Bienes de Capital (CBC).

Según el último reporte trimestral sobre intensidad en la inversión de la Corporación de Bienes de Capital (CBC) -que mide la estimación de la inversión ejecutada en el país-, durante el periodo abril-junio la inversión en dicho sector cayó a niveles de 2008, ubicándose por debajo de sectores como energía y obras públicas, y empatando por primera vez desde que se tiene registro con el sector inmobiliario. 

Se trata eso sí de cifras quinquenales, no hasta 2025 como las que muestra el reporte de Cochilco.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon