Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

CCU fortalece posición cervecera en Colombia antes que entre en operación su nueva planta

logotipo de Pulso Pulso 12-09-2016 Sofía Errázuriz

Central Cervecera Colombiana (CCC) -sociedad entre Postobón, compañía colombiana de bebidas no alcohólicas, y la chilena CCU - recién comienza la construcción de su nueva planta de producción de cerveza en Sesquilé, en el centro de Colombia. 

CCU, que proyectaba inaugurar las operaciones a fines de 2017, anunció un retraso en su apertura, la cual está contemplada ahora para el primer trimestre de 2018. “Estamos con los movimientos iniciales de tierra para la construcción de la fábrica”, explicó Patricio Jottar, gerente general de CCU, en conferencia con inversionistas realizada el viernes. 

Mientras, la compañía está enfocada en construir una cartera que les permita tener volumen y una posición cuando lancen la operación, importando distintas marcas, tales como Heineken y Coors Light. “La ganancia real en Colombia vendrá cuando la fábrica de cerveza esté lista y lancemos nuestra marca local. Esperamos que el volumen que tendremos antes del inicio de las operaciones en Colombia mejore marginalmente con las operaciones reales”, enfatizó Jottar. “Los volúmenes han crecido de manera importante en julio y, según Nielsen, la participación de mercado con Heineken y Coors fue mejor que las premium de AB InBev, que ha estado operando con Corona, Stella Artois y Budweiser en Colombia”, recalcó el ejecutivo, quien añadió que este resultado es señal de que “nos estamos moviendo en la dirección correcta”. 

Muy distinta es la realidad chilena, donde los volúmenes consolidados disminuyeron un 5,7% en el segundo trimestre debido, entre otras razones, a temperaturas más bajas, fuertes precipitaciones y un escenario macroeconómico más lento a medida que crece el desempleo. 

En Argentina, Uruguay y Paraguay CCU también hubo una disminución en los volúmenes del 10,0%, debido principalmente a las dificultades macroeconómicas en Argentina y Uruguay, incluyendo una fuerte devaluación, inflación y una disminución en el consumo privado.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon