Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Central de Brasil recorta la tasa por primera vez desde 2012 y la deja en 14%

logotipo de Pulso Pulso 20-10-2016 Catalina Göpel

Más de tres años pasaron para que el Banco Central de Brasil (BCB), decidiera finalmente realizar un recorte en la tasa de interés Selic: 0,25 puntos porcentuales fue la modificación que llevó a una de las tasas más altas de la región a ubicarse en 14%, reflejando el inicio de un ciclo de relajamiento monetario, ante evidentes señales de mejora en la economía brasileña. 

Según el Comité de Política Monetaria (Copom) la decisión se debe a “la evidencia disponible compatible con una estabilización reciente de la economía brasileña y la posible recuperación gradual de la actividad económica”.

En línea con lo esperado por los analistas, en su último encuentro que se extendió por dos días, la entidad monetaria comenzó con los recortes después de que en su comunicado anterior, había condicionado el inicio del ciclo a una serie de factores que según señaló han mostrado avances positivos, entre ellos la inflación.

En septiembre el IPC de Brasil sorprendió con una baja del 0,14%, ubicándose en 8,48% en el noveno mes del año. 

Desde julio de 2015 que la Selic se encontraba en 14,25%, siendo una de las tasas más altas de América Latina, seguida por la de Colombia que se ubica en 7,75%, y luego la de México y Perú ambas con un 4,25%. 

La determinación del organismo se suma a las medidas tomadas por otros bancos centrales de la región, frente a un modesto repunte en el crecimiento esperado en el continente para 2017. 

Otros cambios

Las medidas que intenta impulsar la administración de Michel Temer, como la reforma fiscal y al sistema de pensiones, habrían generado un fuerte descontento popular, según el último sondeo que publicó la Conferencia Nacional de Transporte. 

La desaprobación del mandatario brasileño aumentó, en medio de la peor recesión que ha enfrentado ese país en su historia reciente. El rechazo a la gestión de Temer alcanzó el 51,4%, mientras que para el mes de junio era de 40,4%.

En tanto la encuesta reflejó que un 31,7% aprueba la gestión del Ejecutivo del Partido del Movimiento Democrático Brasileño, versus un 33,8% obtenido en junio. Además, un 16,9% señaló no tener una opinión formada sobre el mandatario. 

Desde el pasado 31 de agosto que el abogado de 76 años reemplaza a la destituida Dilma Rousseff, tiempo en el que ha encontrado una fuerte oposición a su administración, que intenta impulsar a la economía brasileña y recuperar la confianza de los inversionistas en el mercado de ese país.

De igual manera, Temer anotó su primer triunfo la semana pasada con la aprobación de la primera instancia, de la ley que busca reducir el déficit presupuestario amarrándolo por los próximos 20 años al índice de la inflación.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon