Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Chile se aleja del progreso

logotipo de Pulso Pulso 22-09-2016

A comienzos de septiembre, el Fraser Institute (Canadá) dio a conocer su prestigioso índice “Libertad económica del mundo”. El reporte 2016 considera la situación de 159 países y territorios alrededor de todo el mundo, utilizando información recopilada durante el año 2014.

¿Qué posición ocupó Chile en esta nueva versión del estudio? El lugar trece entre todos los países. El índice considera varios indicadores que permiten generar un diagnóstico sobre la situación en cada país: tamaño del gobierno, sistema legal y derechos de propiedad, política monetaria, libertad para comercio internacional y regulaciones en diversas áreas.

Lamentablemente para Chile, las noticias no son buenas, pues con excepción del indicador “comercio internacional”, Chile retrocede en todos los otros indicadores que componen el índice, en relación con los datos de 2010 y 2013. Y motivos de preocupación existen varios.

En relación al tamaño del Estado, el gasto ha aumentado en la última década, y como consecuencia de ello, la deuda pública. Mientras en 2006 el gasto alcanzaba el 18% del PIB, para 2016 llegó al 23,7% (abril). Es el mayor nivel en los últimos 26 años. La deuda pública (bruta) llega a 17,5% del PIB, su mayor nivel en 20 años. Los chilenos hemos visto reflejado este aumento de gastos en nueva burocracia de escasa utilidad, miles de operadores que ingresan a la administración pública a honorarios, en los pagos a asesores y consultores, sin olvidar costosas campañas como la del cambio de la Constitución.

En el indicador “sistema legal”, la independencia e imparcialidad de los tribunales son los principales puntos de preocupación. Es suficiente recordar la percepción de la ciudadanía en torno a los más recientes escándalos políticos, así como la poca confianza en general hacia el Poder Judicial.

Finalmente, en cuanto a las regulaciones, las señales de alarma se encuentran tanto en materia laboral como en regulaciones a la empresa. La llamada “reforma laboral” es la expresión más reciente de una progresiva rigidez laboral. Por otro lado, los emprendedores e inversionistas cada vez enfrentan más trámites y solicitudes de parte de una creciente burocracia, lo que abre las puertas a malas prácticas, como el cohecho y soborno para obtener permisos. Los resultados a la vista: menos inversión y menos trabajo.

¿Por qué debería preocupar este retroceso de Chile? El estudio muestra claramente que los países con mayor libertad económica no sólo tienen mayores niveles de Producto Interno Bruto, sino también que el ingreso promedio del 10% más pobre de esos países es el doble del promedio de ingreso per cápita en los países menos libres, que la esperanza de vida es mayor en los países más libres económicamente, y que las libertades políticas y civiles son considerablemente mayores en aquellos.

La tendencia ha implicado una reducción de la libertad económica, y dado el escenario político-institucional que atraviesa el país, de no mediar un cambio de rumbo, aquella tendencia seguirá acentuándose. En momentos en que Chile enfrenta un complicado escenario económico, es imperativo reorientar el país hacia la libertad económica, el camino del progreso para mejorar la vida de millones de chilenos que sueñan con un mejor futuro para sus hijos y nietos.

*El autor es director de formación Instituto Res Publica (@AIriarteIRP).

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon