Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

China Tianqi compra 2% de SQM y valoriza firma de Ponce en cerca de US$10.000 millones

logotipo de Pulso Pulso 27-09-2016 M. Villena / L. Cárdenas

Con un alza de 3,78% cerraron ayer las acciones de SQM, luego de que se conociera el acuerdo que permitirá a la china Tianqi adquirir el 2% de SQM al fondo SailingStone Capital, porcentaje por el que pagará US$209 millones.

La operación se da justo en momentos en que Itaú BBA lidera el proceso de venta de Pampa Calichera, en el cual la empresa china correría con ventaja. Por ello, el anuncio realizado ayer no es menor, pues los US$38 a pagar por cada ADR significan un premio de 51% respecto del cierre previo, y valoriza a la minera no metálica en cerca de US$10.000 millones.

En una comunicación al regulador bursátil chino, Tianqi Group explicó que el precio pactado refleja un escenario donde el conflicto por el Salar de Atacama se acaba.

“Si Corfo decide terminar de manera anticipada el acuerdo de concesión, la producción y el funcionamiento de SQM tendrá un impacto mayor, por lo que la transacción puede obtener retornos futuros inciertos”, sostuvo la firma. 

El capital de SQM está dividido en 263.196.524 acciones, de las cuales en 24.157.313 papeles están en manos de SailingStone Capital en forma de ADR. Con esta transacción,  Tianqi compraría cerca de 5,2 millones de acciones, todas de la serie B. 

No obstante, el proceso por Calichera implica tomar el control de cerca del 37,59% de las acciones serie A y la firma de un pacto de accionistas con Potasios, que posee un 12,37% de la misma serie, implica la elección de cuatro de los ocho directores que conforman la mesa, pues mediante esta fórmula se evita el tope de votos a ejercer, que según estatutos es de 37,5%.  Adicionalmente, la compañía tiene un límite de concentración accionaria de 32%, pero en la práctica Calichera tiene un 23%, por lo que, en caso de adquirir la sociedad cascada, elevaría su participación en la propiedad de éstas hasta un 25% y podría abrir el espacio para alcanzar el límite y aumentar su derecho a elegir otro director, dice un cercano al proceso.

Con todo, la venta de SailingStone Capital también refleja la posición que el fondo norteamericano ha tenido respecto del proceso con Corfo. Felipe Cousiño, abogado socio del Estudio Alessandri, que ha representado a la firma frente a autoridades de Gobierno, ha sostenido dos reuniones que pudieron dar pie a anticipar la salida del fondo de la participación de SQM.

Una fue el 22 de julio del año pasado con el abogado y  Kenneth Lee Settles y Martin Engel, asesores financieros del fondo, se reunieron  con el subsecretario de Relaciones Exteriores para tratar el arbitraje entre Corfo y SQM y los motivos por los cuales el Estado de Chile mantenía al litio como un mineral estratégico. 

Al día siguiente, el abogado y Engel sostuvieron una cita con la ministra de Minería, Aurora Williams, para “poder conversar con él respecto a los efectos de la Política Nacional del Litio y el impacto que esto tiene en los inversionistas extranjeros”.

La venta, además, viene a marcar el proceso de salida del fondo que en 2015 solicitó la marginación de Ponce de la presidencia de SQM ante el escándalo de financiamiento ilegal de la política.

Ayer la acción de SQM serie B cerró con una alza de 3,98%, mientras que el ADR subió 3,54%. Si bien las contingencias han mantenido bajo presión al papel, en el mercado estiman que el precio pactado por Tianqui Group viene a valorar una compañía cuyo ADR llegó a costar US$65.

Consultado respecto de la venta, Cousiño señaló que “SailingStone no tiene comentarios que hacer en relación con las carteras de inversiones que administra a nombre de sus distintos clientes”. 

En el marco del proceso de venta, Oro Blanco recibió dos ofertas vinculantes por Calichera, el cual debiera concluir en los próximos meses.

Con todo, el proceso aún genera incertidumbres para los accionistas minoritarios de las sociedades Cascada. Y es que mientras Julio Ponce vende Calichera, en Potasios mantiene un férreo control. La sociedad derivada de Nitratos forma parte de la cascada en la que Rafael Guilisasti no entró como director ni presidente.

A la vez, al interior de los directorios  aún están a la espera de recibir información, pues habían solicitado un documento que explique las razones económicas de la estructura de venta del control, es decir, por qué no se incluyó Potasios en la transacción. Sin embargo, el estudio aún no ha llegado.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon