Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cinco años de Apple sin Steve Jobs: ¿Hacia dónde va la empresa?

logotipo de Pulso Pulso 05-10-2016 AFP

Incertidumbre. Esa es una de las palabras que mejor describe el futuro de Apple: a cinco años exactos de la muerte de Steve Jobs, el grupo informático estadounidense siguió creciendo e incluso ha multiplicado sus ganancias, pero sin su visionario líder su futuro continúa  siendo una incertidumbre.  

Desde el punto de vista financiero, la marca de la manzana no se puede  quejar: su beneficio neto alcanzó los US$53.000 millones en el  ejercicio que cerró a fines de septiembre de 2015 y su volumen de negocios fue  de US$234.000 millones. Esas cifras se multiplicaron desde el último  año del reinado de Jobs, cuando el cofundador de Apple falleció por un cáncer de páncreas el 5 de octubre de 2011 cuando tenía 56 años. 

Su capitalización bursátil, de un poco más de US$600.000 millones,  ya no es igual a la de 2015, cuando estaba en la cima, pero sigue representando  más del doble del valor de 2011. 

Con estas cifras, Apple sigue siendo la número uno por delante de Alphabet,  la empresa matriz del gigante de internet Google. Sin embargo, algunos analistas se preguntan si Apple, que revolucionó la  telefonía móvil con su iPhone en 2007 y un gran ecosistema de aplicaciones, no  está perdiendo velocidad.  

© PULSO

"Es muy difícil mantener el ciclo de innovación cuando se ha desarrollado  un producto exitoso", comentó Jack Gold, analista de J. Gold Associates. 

"Con cada nueva creación que funciona, se hace cada vez más difícil. La  pregunta persiste: '¿Cuál será la próxima revolución?', y no es una obviedad  decir cuál será", añadió. 

Vivek Wadhwa, profesor de la universidad de Carnegie Mellon y exempresario  en Silicon Valley, considera que Apple vive de sus inventos pasados y no tiene  muchas cosas nuevas para aportar. "No hemos visto innovaciones considerables de Apple" desde el fin de la era  Jobs, indicó. El último iPhone 7 "lo venden bien pero sigue siendo el  mismo aparato", agregó. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon