Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Clinton entrega plan económico con foco en clase media y rechazo al TPP

logotipo de Pulso Pulso 12-08-2016 Valentina Jofré

Ayer fue el turno de Hillary Clinton. En una fábrica en Warren, Michigan, la candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos entregó su agenda económica después de que el lunes Donald Trump diera a conocer su intención de realizar una reducción generalizada de impuestos y un alivio a las regulaciones a empresas. 

Fue precisamente en ese punto en el que Clinton se centró, particularmente en la eliminación del impuesto societario y el plan de recortar la tasa de impuestos a empresas de 35% a 15%, al decir “(Trump) quiere dar billones en recortes de impuestos a personas como él mismo “, lo que, según ella, significaría grandes recortes en gastos para educación, salud y protección del medio ambiente.

La candidata presidencial demócrata dio su discurso con una fuerte inclinación hacia la clase media y dando detalles de su vida al señalar que su padre surgió como pequeño empresario. “Esto es personal para mí. Yo soy el producto de la clase media americana”, dijo, mientras descalificaba a su contrincante al describirlo como un hombre de negocios sin cercanía con la clase trabajadora y que solo se dedicaría a aplastarla.

A pesar de que Clinton no hizo nuevos anuncios sobre su plan económico, sí declaró lo que será la columna vertebral de su programa, un enorme incremento en el gasto del gobierno, de US$275 millones, para reconstruir carreteras y puentes, lo que significaría el mayor gasto en infraestructura desde la Segunda Guerra Mundial. Además, aprovechó la instancia para repetir sus planes de hacer la matrícula de las universidades públicas gratis para familias de clase media residentes dentro del mismo estado de la institución educacional.

Discurso anti-trump. En su ofensiva Clinton dijo que “incluso expertos conservadores dicen que la agenda de Trump arrastraría nuestra economía de vuelta a la recesión, causando una pérdida de 3,4 millones de empleos”,  al hacer referencia al análisis hecho por Mark Zandi de Moody’s Analytics, quien fue consejero del senador John McCain en su campaña presidencial en 2008. Asimismo, hizo hincapié en que el mismo estudio indica que el plan de la candidata demócrata crearía 10 millones de nuevos empleos. Y, a diferencia de las reducciones de impuestos a las empresas propuestas por el candidato republicano, dijo que establecería un “impuesto de salida” para sancionar a las empresas que se van al extranjero para evitar ese impuesto, además de ofrecer incentivos fiscales a que compartan las ganancias con empleados.

También se refirió en un tono crítico al plan de Trump de dar incentivos fiscales para el cuidado de niños como una gran ayuda para las familias ricas con niñeras.

“Su discurso fue sobre hacer al gobierno más grande, hacer de EEUU una Venezuela y eso es muy lamentable. Tiene muchos nuevos impuestos, muchos programas de gasto público, mucha intervención del gobierno en la economía. Así fue como Venezuela entró en problemas”, sostuvo el economista de Cato Institute, Dan Mitchell, y agregó que “con bajos impuestos la economía crece más lento y eso no va a ayudar a la clase media, no va ayudar a los pobres ni a los ricos, no favorecerá a nadie”.

En medio de su discurso, Clinton fue enfática en su posición opositora al Tratado Transpacífico de Comercio, al señalar: “me opongo ahora, me opondré después de las elecciones y me opondré como presidenta”. Sin embargo, despertó suspicacias. “Creo que está mintiendo. Es gracioso porque ella es pro comercio. Y qué bueno que esté mintiendo”, señaló Mitchell.P 


Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon