Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Codelco reprograma inversiones por US$2.251 millones y posterga proyecto clave

logotipo de Pulso Pulso 05-10-2016 Constanza Valenzuela

La ya famosa frase a esta altura del presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, que apuntaba a que no había “un puto peso” al interior de la estatal ya tiene efecto directo en su plan de inversiones para el mediano plazo.

Esto, porque según una publicación interna la administración junto a la mesa directiva ya tomaron la decisión de reprogramar inversiones por US$2.251 millones en relación al plan original -que contemplaba en un inicio inversiones por US$25 mil millones, posteriormente US$23 mil millones, y actualmente unos US$20 mil millones-, lo que significa que para el quinquenio a 2020 la estatal invertirá unos US$18 millones. 

“Para el mediano y largo plazo, modificaremos la estrategia para la materialización de los proyectos, pasando de un plan de desarrollo que los realizaba de manera simultánea a uno que los reprograma secuencialmente. Esto permitirá una mejor gestión, asegurando la solución de problemas técnicos, la disponibilidad de recursos, el resguardo de los niveles de producción, entre otros aspectos”, explica en el documento Codelco. 

En concreto, la minera optó por postergar hasta 2024 el proyecto Radomiro Tomic Sulfuros Fase II, iniciativa con resolución de calificación ambiental (RCA) aprobada este año, y que proyectaba su inicio de operación a fines de 2017.

Desde la administración ya habían indicado que el proyecto -que contemplaba una inversión de unos US$5.400 millones, la mayor en la historia de la empresa- “no volaba” con los precios del cobre actuales, por lo que requería una reformulación para cumplir con los parámetros básicos para llevar adelante dicho desembolso. 

“La ley de cabeza, que es 0,47%, con un porcentaje importante de solubles en la cabeza que hacen que los diseños de ingeniería aún no hayan podido ser lo suficientemente confiables como para rentabilizar convenientemente a una tasa del 8% el proyecto. Es un proyecto que todavía necesita más pensamiento, más productividad, para que efectivamente pueda ser viable; pero tiene que ser viable”, había advertido Nelson Pizarro a PULSO en agosto pasado. 

A esto se suma la decisión de extender la suspensión del proyecto minero Minería Continua, que se buscaba implementar en el yacimiento Río Blanco de la división Andina, aplazando su primer hundimiento para 2019. Asimismo, se postergó el desarrollo de la mina del tercer panel inferior en la misma división.

En cuanto al aproblemado proyecto Nuevo Nivel Mina El Teniente -que busca mantener la producción en dicha división del distrito Centro Norte-, la administración sinceró su inicio estimado para 2023. Sin embargo, esta iniciativa -que fue suspendida por problemas geomecánicos en el macizo rocoso- mantendrá su producción estimada inicialmente de 137.000 toneladas por día (tpd), que equivalen a una producción en régimen en torno a 434.000 toneladas de cobre fino al año. 

Desde la empresa indican que dicho proyecto por estos momentos “sigue con el desarrollo de su zona de explotación, mientras se trabaja para solucionar técnicamente la construcción de los túneles”.

Finalmente, en relación al proyecto expansión Andina -ex Andina 244-, actualmente en prefactibilidad, se proyecta un yacimiento de un mayor tamaño sustantivo, con una producción de 150.000 toneladas por día, que iniciará su producción hacia el 2024.

Todo lo anterior, indicó la minera en su documento, “implicará reprogramar inversiones por US$2.251 millones en relación al plan original, por lo que para el quinquenio 2020 el plan alcanzará US$18.000 millones, contribuyendo así a una mayor sostenibilidad de la cartera de proyectos. 

Los que se mantienen

En la otra vereda, los proyectos que no sufren modificaciones son Chuquicamata Subterránea y Traspaso Andina, que continúan su construcción de acuerdo a lo planificado, con inicio de sus operaciones en 2019 y 2020, respectivamente.

En cuanto al proyecto estructural de la división Salvador, Rajo Inca, avanza en su prefactividad.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon