Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cold winter dreams

logotipo de Pulso Pulso 25-04-2014 Pulso

El miércoles pasado el Departamento de Comercio de EEUU señaló que en marzo la venta de viviendas nuevas cayó a su nivel más bajo desde julio de 2013. Las ventas se redujeron un 14,5% desde 449.000 a 384.000 unidades vendidas, cifra muy por debajo de las 450.000 que esperaba el mercado. También llama la atención que las mayores bajas en las ventas hayan sido en el oeste, medio oeste y sur de EEUU, donde el invierno ha sido más benigno.

En general, las cifras económicas del primer trimestre para EEUU han estado por debajo de las expectativas y hasta ahora la razón que han dado varios analistas ha sido el crudo invierno que azotó a parte importante del país entre diciembre y febrero. 

Sin  embargo, analizando el conjunto de indicadores representativos del sector, concluyo que los fundamentos de la recuperación del sector inmobiliario y de construcción de viviendas se estarían debilitando por causas que van más allá de una dura temporada invernal.

En general, todos los indicadores de venta de viviendas -nuevas, usadas y pendientes- muestran importantes bajas durante el primer trimestre. Luego de derrumbarse el año 2008, los precios de las viviendas se estuvieron recuperando hasta que en mayo de 2013 la Fed dio los primeros indicios de que podría comenzar a disminuir la magnitud de su estímulo monetario, lo que provocó una corrección de precios de las viviendas que habría estado motivada por las constructoras e inmobiliarias para compensar el encarecimiento de los costos de financiamiento hipotecario y mantener el ritmo de las ventas. En dicho mes, la tasa de crédito hipotecario a 30 años subió de 3,6 a 4,8% anual, un encarecimiento mayor al 33%  en el costo del financiamiento que se mantiene hasta nuestros días (este año la tasa no ha bajado de 4,45% anual) afectando la demanda por viviendas, algo que ya se observa también en la baja de las solicitudes de crédito.

Durante el mismo período, el ahorro promedio de las personas se ha mantenido estable en torno al 4,5% del ingreso líquido disponible debido a la lenta recuperación del empleo y a la falta de crecimiento de los salarios, los cuales aún se encuentra por debajo de sus valores del año 2009.

La falta de mejoras salariales significativas, el estancamiento del ahorro de las personas y el alza de las tasas hipotecarias estarían frenando la recuperación de la venta de viviendas, por lo que sería el momento para que las autoridades de EEUU revisen si es necesario implementar nuevas medidas de reactivación enfocadas en este sector, debido a la importancia que tiene en la generación de empleo. Para ello, las cifras de abril serán clave para confirmar estas señales de enfriamiento.

*El autor es gerente general de Zurich Administradora General de Fondos.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon