Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Comercio seguirá débil en 2017, con una leve alza frente a 2016

logotipo de Pulso Pulso 28-12-2016 Leonardo Cárdenas

Un desempeño más alentador que el reportado en 2016 evidenciará el retail durante el próximo año. Si bien no serán las alzas vistas hace tres años atrás, si se volverá a los niveles de 2015. Así se desprende de un reporte elaborado por el Centro de Desarrollo Gerencial Unegocios de la Universidad de Chile, en base a información del INE y Banco Central, que señala que en 2017, las ventas del comercio crecerán 4%, bastante más que el 3,5% que se prevé para este año.

Lo anterior a pesar del adverso escenario económico externo, pues de acuerdo a las proyecciones, el PIB de América Latina en 2017 será de 1,5%, mientras que para Chile se espera un alza de 2% en el Producto. “El consumo crecerá en 2017 más que el promedio de la economía. Las ventas de retail se han mantenido, sólo porque el empleo informal sigue generando poder de compra”, explica el economista Tomás Flores.

Visión similar plantean en la Cámara de Comercio de Santiago (CCS). “De acuerdo a los indicadores disponibles, es posible anticipar que la tendencia en el consumo de los hogares seguirá avanzando a paso lento”, señala el gerente de Estudios del gremio, George Lever. Agrega que, si bien, los bienes de consumo habitual mejorarían su desempeño de la mano de un mayor crecimiento del PIB, un moderado repunte en las remuneraciones reales, y en la normalización de la trayectoria inflacionaria; los bienes durables moderarían aún más su consumo. “Como resultado, el consumo privado en 2017 se desaceleraría levemente, hacia 1,9% (2,1% estimado en 2016), y el consumo total crecería en torno al 2%”, dice.

En esa misma línea, la gerenta de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Bernardita Silva, asegura que “seguimos con un crecimiento muy débil si se compara con el año 2012 o 2013. El próximo año creemos que el índice de ventas minoristas de la Región Metropolitana mostrará un crecimiento levemente superior por las expectativas que hemos visto de la economía”. Y añade: “Hoy estamos con un escenario más riesgoso del que estábamos anteriormente tanto interno como externo. Nos preocupa el mercado laboral, la masa salarial de los asalariados se ha visto muy desacelerada”.

Según el último registro del índice de ventas minoristas de la Cámara Nacional de Comercio, el indicador creció 1,5% en la Región Metropolitana. Esto fue menor a los meses de septiembre y de octubre, donde se vio un alza de 8,1% y 5,6%. En el año, se acumula una débil expansión de sólo 2,1%. “Continuaremos experimentando crecimientos débiles en el sector los meses que vienen y para el 2017 se espera un alza en el Índice de Ventas Minoristas de la RM entre un 2,5% y un 3,5%”, prevén en el gremio.

Perspectivas similares tienen desde Libertad y Desarrollo. Según la economista Susana Jiménez, “el consumo privado no debiera repuntar mayormente durante el próximo año respecto del crecimiento del 2016. Esto, por cuanto las expectativas de empleo y salario no mejoran mayormente”. Destaca, sin embargo, que sí se espera que, con una economía yendo de menos a más, se vea una mayor acumulación de inventario, con lo cual la demanda interna sería más dinámica que la del 2016.

Los sectores que marcan

Según el Centro de Desarrollo Gerencial Unegocios de la Universidad de Chile, el mejor desempeño del sector -sacando a los restaurantes que el reporte incluye dentro de retail- vendría de la mano de las tiendas departamentales, cuyas ventas subirían 6,5%, pasando de US$6.200 millones vendidos en 2016, a US$6.700 millones en 2017. Falabella, Paris/Johnson, Ripley, La Polar e Hites representarían cerca del 83% del mercado con ventas acumuladas de US$5.500 millones.

El principal desafío para este rubro se traducirá en la especialización de la oferta según el tipo de cliente, apuntando a la cercanía con el consumidor. Según señala el estudio de la Universidad de Chile, el próximo año las tiendas por departamentos profundizarán el control sobre los inventarios,  actividades marketing, y el desarrollo de las marcas propias.

Más atrás vendrá el segmento de ferreterías y “home improvement”, donde su crecimiento de 6%, los llevaría a una facturación de US$12.400 millones.

Por el contrario el canal tradicional (almacenes de barrios) prácticamente no tendrá crecimiento. Es así como de US$4.100 millones en 2016 pasarán el próximo año a comercializar US$4.200 millones, es decir, un alza de sólo 2,4%.

De igual forma, otro de los sectores que mostrará un tibio crecimiento será el de supermercados. Según el informe de la Universidad de Chile, sus ventas subirán 4% el próximo año, totalizando US$15.700 millones.

“El escenario es un poco mejor que este año en una economía que crece moderadamente, y que no lo hace al ritmo que uno quisiera. Se va a recuperar obviamente la economía, pero ya no en el 2017 ni en 2018”, señala el profesor del Diplomado Retail Management del Centro de Desarrollo Gerencial de Negocios de la Universidad de Chile, Jorge Carniglia.

Visión similar muestra el vicepresidente ejecutivo del Comité del Retail Financiero, Claudio Ortiz. “Nosotros al igual que muchos agentes del mercado, visualizamos un 2017 muy similar a éste. Y nuestra principal preocupación es el monitoreo que se debe hacer al índice de desempleo, porque para la actividad crediticia es un indicador muy relevante que tiene directa relación con los índices de morosidad”, destaca. Agrega que hasta ahora, como la tasa de desempleo país se ha mantenido estable, la morosidad sistémica de las carteras está con indicadores bastante positivos, pero nos preocupa la proyección de ese indicador para el próximo año”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon