Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Comisiones por intermediación de AFP suman US$ 206 millones en primer semestre de 2016

logotipo de Pulso Pulso 16-11-2016 Cecilia Arroyo

Un total de $136.634 millones (unos US$206 millones), fueron pagados en comisiones por intermediación de las inversiones en fondos del exterior y nacionales en el primer semestre de este año.

Eso se extrae del último informe sobre estos pagos, conocidos en el último tiempo como “comisiones fantasmas”, y que son de cargo exclusivo a los fondos de pensiones de los más de diez millones de afiliados al sistema. Es decir, no se pagan con cargo a las comisiones general de las AFP directamente, sino que se extraen de los ahorros. Su detalle es publicado por la Superintendencia de Pensiones trimestralmente en la página web.

De acuerdo a los datos del regulador, la mayor parte de estas comisiones, un total de $117 millones (ó US$ 178 millones) corresponde a pagos por intermediación de fondos extranjeros y títulos de índices; mientras que otros $18 mil millones (US$28 millones) corresponden a fondos nacionales. 

En conjunto, a junio de este año, estos cobros representaron un 0,12% del total de los fondos de pensiones, que totalizaban unos US$ 167 mil millones en la primera mitad de 2016.

Si las AFP tuvieran que desembolsarlos, estos pagos equivaldrían al 85% de las utilidades totales acumuladas de la industria a junio pasado. Respecto del patrimonio de la industria, que alcanza a los US$3.770 millones a igual fecha, estas comisiones representan el 2,8%.

Alertas del sector

Los cobros por intermediación, adquirieron el calificativo de comisiones “fantasma” y “ocultas” durante el estallido del debate previsional, tras las masivas marchas contra los movimientos que exigían un cambio al modelo de AFP actual. 

Pese a ser una información disponible en la superintendencia desde el 2002, el Gobierno acogió las críticas al eventual desconocimiento de estos cobros en el marco de las propuestas para mejorar al sistema previsional chileno, medidas conocidas en el discurso presidencial del 9 de agosto de este año. En dicha oportunidad, la Presidenta Michelle Bachelet afirmó que se modificarían “las diversas formas de comisiones ocultas o las comisiones de intermediación, que quitan recursos a las cuentas de los afiliados sin justificación real”. 

La industria no tardó en encender las alarmas respecto de esta idea, debido al costo que significarían para el sector. Más aún, hace unas semanas ejecutivos del sector advirtieron que un posible cambio a la norma sobre tales cobros, podría volver letra muerta la ley de productividad que permitirá la inversión en activos alternativos, tales como fondos de infraestructura.

Desde la Asociación de AFP afirman que “alterar la ley generaría un cambio en los incentivos que, a la larga, afectaría las inversiones y el ahorro previsional de los trabajadores”. 

Esto, porque las comisiones pagadas permiten diversificar riesgos y aumentar la rentabilidad del ahorro a través de los mejores gestores de activos del mundo, los que además son regulados periódicamente. 

Recuerdan asimismo que “es una práctica habitual entre los inversionistas internacionales que la inversión a través de fondos incorpore un costo de administración que se carga a la propia inversión. De hecho, los Fondos Soberanos del Estado chileno también emplean esta modalidad”, añaden. Además, de acuerdo con el gremio las comisiones de intermediación son similares a las pagadas por otros fondos de pensiones a nivel global que alcanzan un 0,58% anual, según sus datos.

Además, aseguran que la competencia en el mercado ha reducido en un 34% las comisiones en inversión internacional desde 2002.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon