Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Compass y Aurus se enfrentan por valorización de cuotas de fondos

logotipo de Pulso Pulso 20-10-2016 Maximiliano Villena

Un duro round se vivió ayer entre Aurus y Compass. Todo por las responsabilidades que tendría cada uno luego de que se dieran a conocer irregularidades en dos de los fondos de la primera. Vía hecho esencial, Aurus aseguró que  Mauricio Peña -el ex ejecutivo que admitió su responsabilidad en adulterar cifras de los fondos- estaba a cargo de la relación con Compass Group Servicios Financieros y Compass Group Servicios Financieros limitada, encargadas del backoffice de los fondos. 

La compañía señaló que el 1 de julio de 2014 y 16 de noviembre de 2015 el fondo Insignia y Global, respectivamente, contrataron a las filiales de Compass para “prestarle a los fondos un conjunto muy detallado y especializado de servicios, que comprenden, entre otros, los de: captura de transacciones; precios de valorización de instrumentos; registro y valorización de ingresos, egresos, activos y pasivos del fondo; cuadratura de custodia; cálculo de NAV mensual y diario; control de precios diarios en transacciones y portafolios; reportes regulatorios y a comité de vigilancia; y reportes financieros mensuales y anuales”.

“La AGF celebró legal y oportunamente con una empresa especializada y de reconocido prestigio un contrato que, entre otras obligaciones, expresamente comprendía la valorización de los instrumentos de los fondos, responsabilidad que recae contractualmente en ella”, dice Aurus.

Compass no tardó en responder. Mediante un comunicado la empresa aseguró que el hecho esencial era un intento de Aurus de imputar indebidamente a un tercero las responsabilidades que la Ley Única de Fondos establece como indelegables. “Entre estas responsabilidades se encuentra precisamente la valoración de instrumentos financieros de los fondos administrados por las Administradoras Generales de Fondos”, dijo la compañía.

“CG Servicios Financieros Limitada no prestaba ni presta servicios de compliance, gestión de riesgos y control interno a sus clientes, cuya responsabilidad, según el artículo precedentemente señalado, es indelegable por parte de las Administradoras Generales de Fondos”, aseguró. 

La reacción de las administradoras

El ruido generado por el caso Aurus, en particular por los problemas que se generan al valorizar activos, ha llevado a algunas administradoras a tomar medidas. BTG Pactual AGF envió una carta a sus clientes señalando que a raíz de este caso era necesario explicar que sus fondos son valorizados de acuerdo con normas contables IFRS y normas de la SVS. “Nuestra administradora cuenta con políticas que cumplen cabalmente con la normativa vigente, y que separan estrictamente las funciones de inversión respecto de la contabilidad y valoración de los activos de cada fondo”, señala en la misiva.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon