Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Congreso venezolano avanza en juicio a Maduro en medio de fuerte tensión política

logotipo de Pulso Pulso 28-10-2016 C. Göpel / Agencias

Pese a intentos por sabotear la sesión, la Asamblea Nacional de Venezuela continuó el jueves el juicio político contra el presidente Nicolás Maduro, con un desfile de testimonios de supuestas víctimas de abusos a los derechos humanos.

El Parlamento, de mayoría opositora, había iniciado el martes un juicio político al mandatario por el supuesto quiebre el orden constitucional, luego de que se pospuso un referéndum para revocar su mandato.

“Lo que viene es una oleada de muertos, es una represión” dijo Diego Moya-Ocampos, analista de IHS Markit para Venezuela, y agregó que “el gobierno (de Maduro) esta demostrando que va a hacer todo para mantenerse en el poder”.

Varias personas acusaron el jueves a Maduro de responsabilidad en ejecuciones extrajudiciales durante redadas policiales, de muertes de niños en hospitales mal equipados y por negarse a recibir ayuda humanitaria en un país que sufre escasez de medicinas y alimentos.

“Lo hago responsable señor Nicolás Maduro de todo lo que hoy sucede en nuestro país”, dijo, al borde de las lágrimas, Brigit Duarte, madre de un joven que murió en una operación policial para combatir la delincuencia.

“No basta con que nos maten de hambre, también ajustician innecesariamente a nuestros hijos”, agregó en el hemiciclo.

A diferencia de lo que ocurrió en Brasil, donde Dilma Rousseff terminó siendo destituida, la decisión del Congreso sería anulada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que dictaminó que todas las decisiones del legislativo carecen de validez porque se encuentra en “desacato”.

Buscando todos los mecanismos legales para acortar el mandato de Maduro, la AN evaluará además la figura del “abandono del cargo”, que considera la convocatoria a elecciones.

“Lo que estamos viendo no va a ceder en la escala, la magnitud va a aumentar porque la economía va a estar paralizada y la gente va a seguir en la calle” dijo Moya-Ocampos.

Horas antes de arrancar la sesión, diputados denunciaron que les cortaron el fluido eléctrico en el hemiciclo con el fin de sabotear la sesión. Pero el debate pudo llevarse a cabo gracias a un grupo electrógeno que devolvió la energía.

Además, grupos de choque partidarios del Gobierno impidieron que varios diputados ingresaran al Parlamento e, incluso, agredieron a algunos políticos.

Conversaciones

El Consejo Nacional Electoral (CNE) pospuso la semana pasada un referéndum revocatorio contra Maduro. La medida irritó a la oposición, que pretende celebrar la consulta antes del 10 de enero del 2017 ya que, si se hace después de esa fecha y Maduro es revocado, no se celebrarían nuevas elecciones y sería el vicepresidente quien concluiría el mandato.

En reclamo por la suspensión del plebiscito, cientos de miles de opositores inundaron las calles del país el miércoles, en una protesta que terminó con un policía fallecido y un llamado a un paro general el viernes. La oposición advirtió que marchará el 3 de noviembre hacia el Palacio de Gobierno si el CNE no reactiva la consulta popular.

Buscando desactivar la movilización opositora, Maduro, a quien la oposición responsabiliza por la aguda crisis económica que vive Venezuela, insistió en un diálogo con la oposición que el Vaticano y la Unasur intentan reflotar.

“¿Si no es el diálogo qué? ¿La guerra, la violencia y el enfrentamiento entre venezolanos? Pues no”, dijo Maduro.

La oposición anunció ayer que asistiría a un encuentro con el Gobierno, con la condición de que se celebre en Caracas y no en la isla de Margarita, como se planteó inicialmente.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon