Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Constitución: Bases ciudadanas genera roces entre observadores

logotipo de Pulso Pulso 26-10-2016 Gladys Piérola

“Una redacción  más descriptiva o más interpretativa” es la disyuntiva que debe resolver el  Consejo de Observadores del Proceso Constituyente, para dedicarse a la redacción de las bases ciudadanas que deberán entregar a la Presidenta Michelle Bachelet.

Fue a fines de agosto cuando los observadores decidieron  que mientras recibían la información cualitativa por parte de los sistematizadores iban a trabajar en grupos paralelos que abarcarían los cuatros ejes discutidos (valores, derechos, deberes e instituciones) para avanzar en la estructura del informe.

Este lunes, en la última reunión de la instancia, el criterio editorial de las bases dividieron a sus integrantes entre dos fórmulas, una encabezada por los abogados constitucionalistas, Gastón Gómez y Francisco Soto y otra impulsada por el Subdirector del CEP, Lucas Sierra.

En un discusión a ratos algo más tensa, Sierra apoyado por el presidente de la instancia, Patricio Zapata y por el director Ejecutivo de Horizontal, Hernán Larraín Matte, presentó la propuesta del “7+7”. Es decir que los observadores se concentren en los 14 conceptos más mencionados de cada eje.

Ahí surgió la principal diferencia con Soto y Gómez, quienes hace más de un mes trabajan en el análisis del ítem “derechos” con el respaldo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile  y la colaboración de 30 estudiantes para revisar toda la información proporcionada por los encuentros locales, cabildos provinciales y regionales.

Ambos abogados propusieron trabajar sobre el contenido de las más de 9 mil actas y clasificarlas en 5 criterios: Concepto, extensión, financiamiento, garantía y justificación. Esto para agregarle “valor jurídico” al informe final.

Por ello, los que proponen una fórmula más acotada manifestaron su inquietud de que el trabajo liderado por Gómez se convirtiera en un documento paralelo al que están trabajando los sistematizadores y el equipo de la UDP.

“Hay que distinguir entre las bases ciudadanas y un paper académico”, sentenció el subdirector del CEP, quien agregó que un trabajo que implique el cedazo y “protagonismo” del consejo en la redacción  “de buenas a primeras me hacen dudar”.

A lo que se sumó  Zapata y advirtió que “nuestra calidad de constitucionalista no nos juegue una mala pasada en nuestra calidad de observadores”.

La respuesta a ambos vino por parte de Francisco Soto, quien subrayó que la idea de trabajar con todo el contenido es para el documento final “sea más sólido”.

Finalmente, el consejo resolvió que el criterio editorial  se zanje en la próxima sesión que se realizará el lunes 7 de noviembre.  En esta instancia se invitarán a los sistematizadores, los que a esa fecha tendrán entregado el 50%  de los fundamentos, para compararlo con el trabajo iniciado por Soto y Gómez, quienes presentarán su primer informe basado en el derecho a la Educación.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon