Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Construyendo la Ciudad Aeroportuaria de Santiago

logotipo de Pulso Pulso 10-11-2016

El Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez (AMB), el mayor terminal aéreo de Chile, tanto en movimiento de pasajeros como de carga, quiere situarse entre los 100 mejores del mundo y en uno de los referentes aeroportuarios de América Latina, apoyándose en las ventajas de un país que cuenta con una economía de bases sólidas, una institucionalidad estable, un contexto regulatorio favorable a las inversiones, un turismo privilegiado y un tráfico de mercancías en constante crecimiento. 

Con ese objetivo, Nueva Pudahuel, la sociedad que en febrero de 2016 se hizo con la concesión por los próximos 20 años del AMB, prevé invertir unos US$ 900 millones en la renovación de las instalaciones actuales. Ello implicará el rediseño y ampliación del terminal existente, la construcción de uno nuevo de 157.000 m2., la incorporación de 4.100 estacionamientos (de 3.700 a 7.800 plazas), 70 nuevos módulos de autochequeo, 40 puentes de embarque adicionales, la implementación de sistemas de manejo de equipaje de última generación, o nuevas pistas de rodaje y estacionamientos para vuelos ?comerciales y de carga, entre otros.

Junto al espectacular aumento en la cifra de pasajeros, el Aeropuerto Internacional de Santiago se ha convertido en una vía indispensable para la entrada y salida de productos, aprovechando la red de autopistas existentes en torno a él. Por ello, en las zonas aledañas al AMB cobra especial relevancia Enea Parque de Negocios, que constituye un área de oportunidad y de complemento para usos productivos, industriales, centros de distribución, logísticos, áreas de oficinas, hoteleria, centros de convenciones, amenitys, entre otras. 

Las llamadas Ciudades Aeroportuarias, como es el caso de Schiphol (Amsterdam), Aviápolis (Helsinki), Charles de Gaulle (París), Airport Logistics Park (Singapur), el Parque de los Reyes (Madrid), Hillwood (Fort Worth), etc., son modelos que han inspirado a Enea a orientar su estrategia de crecimiento, consciente de las crecientes exigencias que enfrenta el AMB, así como de las ventajas competitivas que tiene el parque industrial y logístico que se ubica en Pudahuel, como son: su localización, la vecindad al aeropuerto, su gran conectividad (con cuatro vías concesionadas a su alrededor), cercanía a los dos principales puertos del país, y los 20 años de vida consolidando equipamientos logísticos e industriales, centros de bodegaje, áreas de servicios y residenciales, zonas ocio y de esparcimiento.

Por todo ello, Enea tiene ante sí el reto prioritario de enfocarse en desarrollar servicios de infraestructuras complementarias al aeropuerto, así como a mejorar la conectividad e integración con éste, contribuyendo así a que el AMB deje de ser únicamente un prestador de servicios, y se convierta en una plataforma de intercambio comercial de primer nivel, como ocurre en las principales ciudades del mundo. Sólo así, Santiago podrá contar con una moderna ciudad aeroportuaria al servicio de las empresas y de sus diversos usuarios, y, en última instancia, del país.

*El autor es gerente general de Enea Parque de Negocios.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon