Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Consumidores se mantienen pesimistas por situación laboral

logotipo de La Tercera La Tercera 13-07-2015
© La Tercera

El aumento de la tasa de desempleo a 6,6% en el trimestre móvil marzo-mayo que reportó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), fue uno de los factores que mantuvo a los consumidores pesimistas por tercer mes consecutivo.

El Indice de Percepción Económica (Ipeco) -que elabora la Facultad de Economía de la U. del Desarrollo- se ubicó en 98,7 puntos en junio, disminuyendo 5,2 puntos respecto de mayo y 20 en 12 meses.

El retroceso del Ipeco se dio en un contexto donde se conocieron una serie de datos negativos para la economía. Entre ellos, la reducción de la proyección de crecimiento para 2015 -de 3,6% a 2,5%- que informó el ministerio de Hacienda, una inflación que acumuló un avance anual de 4,4% en junio y una tasa de desempleo que comenzó a dar señales de deterioro al subir 0,5 puntos porcentuales respecto del trimestre móvil anterior.

El Ipeco está compuesto por dos subíndices: coyuntural y expectativas. El primero se refiere a la situación actual, mientras que el segundo a las percepciones a futuro.

Actualidad

La confianza en la actualidad mostró una deterioro de 12,9 puntos en junio, ubicándose en 93,98 puntos. Pese a la baja, se mantuvo en un nivel pesimista de acuerdo a los parámetros del estudio.

La caída del subíndice se explicó, principalmente, por una disminución en la percepción del desempleo actual, que cayó 39,3 puntos y se ubicó en 66,98, llegando a un nivel definido como muy pesimista.

Durante el primer semestre de este año, complementa el informe, el cambio de la percepción del desempleo se alineó a los datos del INE, a diferencia de lo ocurrido en los últimos seis meses de 2014, cuando los consumidores no veían con preocupación la situación laboral.

La percepción sobre la situación económica actual, por su parte, casi no registró variación -tras caer 0,4 puntos y ubicarse en 108,03 puntos- y se mantuvo en un nivel “moderadamente pesimista”.

Expectativas a la baja

La confianza de los consumidores en el futuro disminuyó levemente 2,5 puntos y se ubicó en 100,64 puntos, manteniéndose en un nivel levemente pesimista.

En este subíndice, la situación del desempleo fue la que más cayó. En el mes, retrocedió 10,5 puntos y se ubicó en 74,91 puntos, alcanzando un nivel “muy pesimista”.

De hecho, tras el aumento del desempleo los economistas proyectaron que la tasa de desocupación continuará aumentando, pudiendo incluso ubicarse en torno a 7% durante los meses de invierno.

La percepción sobre la situación económica futura tampoco es más auspiciosa. Esta categoría disminuyó en 2,6 puntos y se ubicó en 110,15 puntos, con lo que retrocedió desde un nivel moderadamente optimista a uno levemente optimista.

Por su parte, la visión sobre los ingresos a futuro aumentó levemente en 2,8 puntos y se ubicó en 107,69, con lo que avanzó desde un nivel neutral a uno levemente optimista.

La confianza en la economía disminuyó en la mayoría de los estratos socioeconómicos. Los sectores ABC1 y C3 retrocedieron a un nivel pesimista, desde un nivel moderadamente pesimista, mientras que en el C2 disminuyó pero se mantuvo en un nivel moderadamente pesimista. En el estrato D, la confianza aumentó de un nivel muy pesimista a pesimista y en el E aumentó de pesimista a moderadamente pesimista.

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon