Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Consumo de destilados en el país baja en volumen, pero sube en valor

logotipo de Pulso Pulso 28-07-2016 Sofía Errázuriz

Varios cambios ha sufrido en los últimos años el mercado de bebidas espirituosas o destilados alcohólicos en Chile, tanto por efecto del trabajo hecho por la propia industria como por los nuevos hábitos que han adquirido los consumidores.

Desde el punto de vista de las empresas, el plan en los últimos años ha sido acercarse a un consumidor más consciente y responsable, lo que ha llevado a la industria de bebidas alcohólicas en Chile a premunizarse cada vez más. 

“La gente está tomando conciencia y cambiando el volumen por la calidad”, asegura Juan Pablo Solís de Ovando, presidente de la Asociación Gremial Chilena de Empresas de Bebidas Espirituosas pro Consumo Responsable (Aprocor). 

Esta tendencia ha repercutido fuertemente en el volumen y valor  de las bebidas espirituosas: El año 2015 se consumió un millón de cajas menos que el 2010, pasando de 7.555.000 cajas a 6.444.000. Esto ha sido compensando por un aumento en los precios, que crecieron 6,8%  en los cincos años. 

En ese mismo período, los espirituosos que más disminuyeron en volumen fueron el pisco, con una  caída del 4,8%, y el ron que bajó 5,5%. Mientras el consumo de whisky aumentó un 32% y el vodka 89%. 

“El aumento se debe a la tendencia mundial del consumo tanto de whisky como de vodka. Esto se debe al segundo aire que ha tomado el whisky y también se debe porque tomadores de ron se inclinaron a los piscos premium y otros al whisky”, agrega el presidente de Aprocor.  

Según Solís de Ovando, para los próximos años las bebidas espirituosas van a seguir creciendo en valor, pero el volumen se mantendrá en los niveles actuales: “En los países de Latinoamérica se toma entre 3 y 7 litros per cápita. Y en el caso de Chile, donde tenemos un ingreso per cápita de US$25 mil nos deberíamos mantener en los 3,25 litros como estamos ahora”, recalca. 

Educar. Actualmente Aprocor está trabajando en promover el consumo responsable de bebidas alcohólicas para seguir premunizándose como industria.  

“Nosotros debiéramos postular a que el consumo en el país sea menos restringido y que existe una educación por parte de las personas de no tomar como si fuera el último día, sino que responsablemente para poder disfrutar. Finalmente tenemos que educar para tener menos restricciones”, enfatiza Solís de Ovando. 

Hoy la asociación busca formar monitores para que dicten cursos en todos los colegios del país, desde 6to básico, educando sobre el consumo responsable. 

Calculan que ya para marzo del 2017 tendrán un 10% de los educadores ejerciendo clases. “Así como se incluyó la educación sexual en los colegios, la idea es que también se incorpore la educación por el consumo responsable. Y si bien es un objetivo súper ambicioso, nosotros estamos convencidos que la educación lo es todo, especialmente para los niños que son los que más aprenden”, cierra el presidente de Aprocor. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon