Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Contraloría cuestiona 51% de obras de Salud fiscalizadas entre 2012 y 2015

logotipo de Pulso Pulso 08-11-2016 Carla Cabello

El 40% de los contratos de obra pública fiscalizados por la Contraloría General de la República entre los años 2012 y 2015 fueron objetados con a lo menos una observación relevante. Así, lo reveló el  primer “Estudio sobre observaciones y recomendaciones en la ejecución de contratos de obra pública” realizado por Contraloría para el cual se consideraron 2.291 acciones de monitoreo a los acuerdos firmados de distintas reparticiones públicas.

Según el informe, los servicios de Salud son los que, entre las fiscalizaciones efectuadas, presentan el mayor porcentaje de contratos cuestionados por sobre el total fiscalizado: el 51% de las obras públicas revisadas a esta repartición fueron cuestionadas por Contraloría. 

Entre las entidades estudiadas, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) mostró la menor relación entre contratos monitoreados y aquellos que recibieron una observación, con un 34% de las obras públicas revisadas cuestionadas. 

Otras entidades con acuerdos firmados objetados son las municipalidades, con 39% de los contratos que fueron fiscalizados cuestionados, y el Servicio de Vivienda y Urbanización donde un 46% de los contratos fiscalizados fueron objetados por Contraloría.

Respecto a los resultados del estudio, el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, enfatizó que “las observaciones que sin duda hay que mejorar en cada uno de los lugares, son porcentualmente muchísimo menores al MOP que en los otros servicios del Estado y eso da cuenta que el MOP es el ministerio que debe hacerse cargo progresivamente más de distintas construcciones”.

El Contralor Jorge Bermúdez señaló que es lógico que Salud no tenga un buen desempeño ya que es un sector que se dedica a la salud de la población a diferencia del MOP,  que debería ser especialista en la construcción de obras públicas.

En ese sentido, opinó que es una decisión política si el MOP es la entidad que tendría que construir los hospitales públicos. Sin embargo, hizo énfasis en que “hay muchas más observaciones relevantes cuando quien construye es el sector Salud”.

Asimismo, señaló que una de las principales conclusiones del estudio es que en algunos casos el costo original de una obra aumenta en más del 100%. “Hemos detectado a partir de este estudio que uno de los principales problemas que tiene una obra pública cuando la ejecuta el Estado es que se adjudica sin que el diseño esté totalmente acabado, y eso significa un aumento del valor de la obra”, dice. 

Obras cuestionadas

Casos emblemáticos de obras públicas del Ministerio de Salud, es la construcción del Hospital San Carlos Cisternas de Calama, obra adjudicada por el Servicio de Salud Antofagasta en julio de 2010. Entre los problemas detectados por Contraloría se encuentran la falta de aplicación de multas por retrasos en la ejecución de la obra, partidas pagadas anticipadamente y pagos al contratista con recursos no destinados para tal efecto. En 2013 el Servicio de Salud Antofagasta puso término anticipado al contrato debido a la quiebra del consorcio y en 2015, después de estar paralizada la construcción, se adjudicó el término de las obras.

Otro caso es la construcción del hospital de Salamanca, donde la ejecución del contrato implicó irregularidades como partidas pagadas anticipadamente e incumplimientos en la ejecución de obras, que conllevó a que la obra fuese abandonada luego que la empresa se declarara en quiebra y se pusiera término al contrato anticipadamente teniendo la obra un avance físico del 49,23%.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon