Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Corte Suprema inicia proceso para llenar vacante del máximo tribunal y de la sala laboral

logotipo de Pulso Pulso 27-07-2016 Juan Pablo Palacios

En diciembre del año pasado el pleno de la Corte Suprema acordó que el entonces saliente presidente del máximo tribunal, Sergio Muñoz, aterrizaría en enero de 2016 en la Cuarta Sala, que es la que revisa las materias laborales.

Los privados vieron con cautela su llegada a esa instancia, luego de que Muñoz siendo timonel de la Suprema se refiriera en términos críticos al debate de la Reforma Laboral e hiciera un análisis histórico sobre esa materia en Chile.

© PULSO

“El debate de estos meses tiene su origen y explicación en las medidas de corte neoliberal que entraron a regir hace 35 años”, señaló Muñoz en julio de 2015.

Complementó que en “1973 se da un vuelco en nuestra sociedad y el neoliberalismo revierte la legislación anterior. Desde 1990 hasta la fecha se ha debido seguir una situación similar a la de principios del siglo XX, de reconquista social y en especial de los derechos de los trabajadores, sin que se llegue hasta el momento al estándar que existía en 1973”.

Sus palabras también generaron críticas en la oposición y respaldo en la Nueva Mayoría.

Sin embargo, la era de Muñoz en la Cuarta Sala fue breve. En junio pasado, por un acuerdo anterior, el magistrado se trasladó a la Tercera Sala de la Suprema, instancia que resuelve materias de libre competencia, salud, medio ambiente y energía, y, en general, conflictos entre privados y el Estado.

El arribo del ex timonel de los “supremos” se produjo por el cupo que dejó el ministro Pedro Pierry, quien esa fecha dejó el Poder Judicial. Dicho movimiento dejó disponible la vacante que ocupó hasta junio Muñoz en la Cuarta Sala.

Esta instancia laboral compuesta hoy por los ministros Ricardo Blanco, Gloria Ana Chevesich, Andrea Muñoz y Carlos Cerda, lleva dos años distanciándose de los fallos “pro empresa” que primaron en la era del ministro Patricio Valdés -quien fue ejecutivo de la Sofofa-, volviendo a interpretar las normas del Código del Trabajo con el criterio “pro operario” o pro trabajador.

De ahí que en el mundo legal y en el empresariado sigan con atención el nombre del jurista que llenará la vacante que dejó Muñoz en la Cuarta Sala.

Proceso en marcha. Hoy a las 13:30 horas el pleno del máximo tribunal escuchará a los 13 postulantes para el cupo de ministro que se integrará a Corte y a la sala laboral. Cada uno de los abogados tendrá 10 minutos para exponer su visión respecto de la judicatura y la función que, de ser elegidos, realizarían en este órgano.

En el caso de que no terminen las exposiciones, se podrá continuar al día siguiente.

De los trece nombres, la Corte Suprema tiene que definir una quina, la cual será presentada a la Presidenta Michelle Bachelet, quien luego nominará a un candidato, que debe ser ratificado por el Senado.

La mayoría de los postulantes son abogados integrantes tanto de la Suprema como de la cortes de Apelaciones de Santiago y de San Miguel.

La nómina está compuesta por Antonio Barra Rojas; el constitucionalista Emilio Pfeffer Urquiaga; Ángel Cruchaga Gandarillas; el ex fiscal del Banco Central Miguel Ángel Nacrur Gazali; el ex ministro del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), Radoslav Vicente Depolo Razmilic; Gastón Salinas Ugarte; Arturo Prado Puga; Carlos Pedreros Guenante; Jorge Lagos Gatica; Rodrigo Correa González; María Ester Montt Retamales; Diego Munita Luco, y Eduardo Sepúlveda Crear.

De acuerdo a algunas fuentes ligadas al proceso, se espera que el nuevo cargo sea llenado por un abogado externo.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon