Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Corte Suprema niega apelación por costas a abogados por judicialización ante isapres

logotipo de Pulso Pulso 28-12-2016 C. Arroyo / L. Cárdenas

Tras más de diez años, la Corte Suprema cambió de criterio y está declarando inadmisibles las apelaciones por costas de los abogados que defienden a afiliados a isapres de las alzas de planes, a través de recursos de protección. Así lo evidencian los fallos de los últimos dos meses en los que se indica que “el objeto del recurso de apelación deducido es la resolución que fija el monto de las costas, la cual no forma parte de la sentencia”, en este caso, al alza al plan de salud.

El tema está complicando a los abogados del rubro, por lo que algunos incluso están planeando llevar un reclamo ante los nuevos presidentes de las cortes Suprema y de Apelaciones, en marzo de este año. Esta vez, como gremio, para lo cual ya están convocando afiliados.

El académico de la Universidad Católica, Rodrigo Delaveau, explica que a nivel jurídico “no parece descabellado lo que dice la Corte”, ya que el objeto del recurso de protección es la defensa de una garantía constitucional que ha sido perturbada y, por tanto, la apelación busca revertir el pronunciamiento en relación a ese derecho, y no a la situación de las costas. Pero agrega que desde el punto de vista de políticas públicas, “esto responde a que el legislador no ha sido capaz de resolver esto por la vía que corresponde, como una ley que zanje cómo se modificarán los planes de salud”. Ello en el contexto de judicializaciones que han subido ocho veces desde 2010.

Se trata de un rubro en que llegaron a pagarse costas por hasta $1 millón, según recuerda Carlos Tagle, asesor en esta materia. Sin embargo, hoy los fallos a favor de los afiliados, establecen costas de $50 mil para la defensa, que ya no son apelables. Ni siquiera para llegar a los  130 mil a los que se estaba optando -al menos en Santiago- desde la última baja generalizada a las costas hace un año y medio.

Según Tagle, el nuevo valor “hace impracticable la defensa de los afiliados y desincentiva la presentación de más recursos”. De hecho, sostiene que el último mes su firma ha reducido en un 40% los nuevos casos. Tagle defiende las apelaciones como la “búsqueda de una remuneración justa”, y pide que se mantenga al menos en $130 mil.

El abogado de Stop alza, Alejandro Serey, firma que gestiona unos 3.500 judicializaciones, opina diferente. Sostiene que aunque hay oficinas de abogados que efectúan cobros adicionales a los afiliados, todavía la baja de las costas no es una situación generalizada en el resto del país como para tomar tales medidas. Tras la última baja, dice, los precios han vuelto a subir, sobre todo en regiones. Algo que ha movido a varios abogados del rubro a diversificarse, pues según datos del Poder Judicial a 2015, hay Cortes que imponen costas de hasta $410 mil por caso.

Para el abogado de Detén el Alza, Patricio Moyla, afirma que el nuevo criterio resulta tremendamente difícil de comprender, al dar “luz verde a las Isapres para que continúen con sus conductas abusivas, cuando lo lógico hubiera sido todo lo contrario, fijar las costas en un monto lo suficientemente alto a fin de provocar un efecto disuasivo en las Isapres y que estas dejaran de alzar sus planes arbitrariamente en perjuicio de los afiliados”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon