Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Creación de empleo y cotizaciones son los otros indicadores laborales que revisan los expertos

logotipo de Pulso Pulso 29-07-2016 Carlos Alonso

La tasa de desempleo se ha mantenido relativamente baja y estable durante los dos últimos años pese a que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) ha rondado sólo el 2%. Sin embargo, eso no significa que el mercado laboral no se haya resentido, pero ese hecho no lo muestran tan claramente las cifras de las encuestas de desempleo. 

Es más, ha habido una sombra de dudas respecto del tipo de muestras que mantienen las entidades típicas: Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y Centro de Microdatos de la Universidad de Chile. 

Es por ello, que los analistas tanto del Gobierno como del sector privado echan mano a otros indicadores para calibrar el estado de la ocupación. 

¿Cuáles son? Aparecen varios que sirven como termómetros, y en orden de importancia mencionan el indicador que muestra la creación de empleo; las cotizaciones previsionales de los trabajadores en las AFP; el seguro de cesantía; la masa salarial; y el índice de vacantes del mercado laboral que mide el Banco Central. 

Patricio Rojas, economista de Rojas y Asociados explica que la primera variable que revisa es la creación de empleo, pues permite saber si el mercado se está deteriorando o no ya que ahí se observan cuánto empleos asalariados, por cuenta propia, y del sector público hay. 

“Lo relevante es mirar la calidad del empleo, y para ello es determinante saber la composición de los puestos de trabajo que se han creado”, precisa Rojas. 

Álvaro González, economista de banco Santander agrega que “seguimos la creación de empleo por categoría, si es asalariado o cuenta propia. Además de la creación de puestos por sectores económicos y si el origen es asalariado o público, y además el dinamismo de los inactivos”. 

A su vez el economista de Inversiones Security, César Guzmán acota que “dentro de las cifras del mercado laboral, le damos mayor importancia a la creación de empleos y su descomposición entre asalariados y cuenta propia, luego la tasa de desempleo”. 

Para Guzmán también hay indicadores de segunda línea como “la trayectoria de las jornadas parciales, horas trabajadas, participación femenina”. 

Felipe Alarcón, economista de EuroAmerica y Juan Bravo de Clapes-UC también consideran clave la creación de empleo como índice líder del mercado del trabajo. 

En segunda posición, los expertos consultados sitúan las cotizaciones previsionales de AFP, y el cobro del seguro de cesantía. 

El primero indica la densidad del mercado laboral, mientras que el segundo entrega información sobre quienes están saliendo del mercado formal. “Estos indicadores muestran la evolución de la formalidad y por ende sirven para complementar el monitoreo del dinamismo del empleo”, puntualiza Bravo. 

También observan la masa salarial, aunque precisan que es una variable incompleta, puesto que sólo analiza el comportamiento de los asalariados, ya que el índice de remuneraciones no aborda los cuenta propia. 

Ventajas. Los economistas señalan que analizar otras variables más allá de la tasa de desempleo propiamente tal, permite tener una mayor perspectiva del dinamismo laboral. En ese aspecto, González añade que “el ver no sólo la tasa de desempleo permite tener una visión integral, porque al ver sólo la tasa se pierde información relevante como calidad y desaliento”, afirma. Por ejemplo, acota que “en cuanto al dinamismo, una tasa alta de desempleo, pero con alta creación de empleo asalariado y aumentos en la participación puede ser mejor que ver tasas bajas, debido a un menor crecimiento de la fuerza de trabajo”. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon