Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cuatro fondos y dos empresas operadoras están en lista corta para comprar matriz de Doggis

logotipo de Pulso Pulso 30-08-2016 Leonardo Cárdenas

En la recta final entró el proceso de venta de Gastronomía & Negocios (G&N), empresa fundada por los empresarios Óscar Fuenzalida y Ricardo Duch.

Los dueños da la compañía, que opera las cadenas Juan Maestro, Bob’s, Mamut, Popeye´s, Tommy Beans, Doggis y Fritz, han sostenido más de una docena de reuniones con directivos y ejecutivos de los candidatos interesados en quedarse con el holding de comida rápida.

Así, se llegó a una lista corta, que está integrada por seis interesados. Cuatro de ellos fondos de inversión, entre los que destacan Victoria Capital y Econ, además de otros dos cuyo nombre ha trascendido.

A ellos se suma la operadora argentina Degasa, que opera en Chile la franquicia Kentucky Fried Chicken. Un sexto interesado es el grupo mexicano Alsea, que opera las cadenas Starbucks y Domino’s Pizza, entre otras.

Pero, a diferencia de los otros competidores, los mexicanos no ha solicitado una reunión para conocer más detalles sobre el proceso encomendado al bando de inversión BTG.

Por ahora, lo concreto es que todos los players tienen plazo hasta fines de septiembre y los primeros días de octubre para entregar sus ofertas vinculantes, las que serán ponderadas de acuerdo con las condiciones preferentes de los socios de G&N. Al año el holding vende más de US$150 millones.

Según se supo, el objetivo inicial de los fundadores es efectuar una venta pactada por tramos, pues aún creen que pueden aumentar el valor, expandiendo el negocio. 

“Nos gustaría vender ahora el 30%, dejar otro 30% u 40% en los próximos cuatro años y un 20% restante dentro de los próximos seis años más. El objetivo es replicar a los hermanos Ibáñez en el proceso de venta de D&S a Walmart”, revela un conocedor del proceso de venta.

Hace unos meses los fundadores se abrieron a la posibilidad de ingresar un socio estratégico para elevar el tamaño de G&N. De hecho, según conocedores del prospecto que está en manos de los interesados, las cifras del mercado apuntan a un crecimiento mayor. Esto último si se considera que el objetivo es quedarse inicialmente en la administración. 

Otra fuente consultada por el proceso sostiene que los que más suenan para quedarse con el negocio son los que menos posibilidades tendrían. Esto porque los socios fundadores del holding desean expandir G&N a través del ingreso de uno u dos fondos de inversión.

Fin de Fritz. En abril del año pasado, el Grupo G&N compró la cade Fritz a la familia Zabala, que dejó el negocio de comida rápida.

Sin embargo, la administración de G&N que lidera el gerente general Rodrigo Ballesteros -ex director de Fritz- decidió poner fin a la marca. De hecho, la adquisición apuntó más a mejorar las posiciones de las marcas del holding que seguir con el negocio de Fritz. Tenía 43 locales y hoy sólo quedan 20. 

¿La razón del fin de Fritz? Es competidor de Juan Maestro, y el objetivo no es canibalizar un mercado en el que ya son exitosos.

A más tardar en marzo del próximo año no quedarán locales operando bajo la marca Fritz. En efecto, el plan apunta a fortalecer las marcas que aún no cuentan con las proyecciones iniciales en el número de tiendas. Aquí entran: Popeye´s  que cuenta con seis locales, y Tommy Beans con 10 tiendas.

Otro de los frentes abiertos para G&N radica en la justicia, y puede salpicar incluso en la operación de venta, según admiten las fuentes consultadas.

Esto luego que un grupo de franquiciados demandaran a G&N por abuso de posición dominante y el cobro excesivo de insumos esenciales para la elaboración de los hot dogs de Doggis.

El proceso en el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia ha seguido su curso. En los próximos días deberán acudir a declarar los máximos ejecutivos de los demandados: Las embotelladoras de Coca-Cola (Andina y Embonor), Ariztía y G&N.

Según trascendió la defensa de los franquiciados liderada por el abogado Rodrigo Díaz de Valdés solicitaría que asista a la absolución de posiciones el empresario, Ricardo Dutch. En su demanda, los franquiciados solicitan la aplicación de una multa de US$15 millones en contra del holding de comida rápida. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon