Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cubanos rinden homenaje a Fidel, mientras Trump siembra más dudas

logotipo de Pulso Pulso 29-11-2016 L. Ruiz / Agencias

La atención mundial continúa en Cuba. Mientras los ciudadanos de la isla despiden en masa a Fidel Castro, que murió el viernes pasado y que dejó con su muerte una sensación de incertidumbre sobre la continuidad de las reformas económicas, el presidente electo de EEUU, Donald Trump, dijo ayer que acabará con el acuerdo de su país con Cuba si la isla no ofrece uno mejor, en línea con su promesa de campaña de revertir los esfuerzos del presidente Barack Obama por retomar los lazos con su rival de la Guerra Fría.

El homenaje póstumo a Castro, ícono mundial del comunismo, comenzó ayer con el disparo de 21 salvas de artillería simultáneamente en La Habana y Santiago de Cuba, donde inició la histórica revolución que acabó derrocando al dictador Fulgencio Batista. Las actividades continuarán hoy, a las cuales asistirán autoridades de todo el mundo, incluyendo a representantes de Chile (ver nota relacionada).

Las cenizas del Comandante serán llevadas desde mañana y hasta el sábado a Santiago de Cuba, siguiendo un itinerario que rememora “La Caravana de la Libertad”, el trayecto que hizo con otros revolucionarios en enero de 1959.

La ceremonia de inhumación, en tanto, se realizará el domingo en el cementerio de “Santa Ifigenia”, de Santiago de Cuba, a unos 870 kilómetros al este de La Habana.

Alerta por Trump

El presidente electo de EEUU, Donald Trump, profundizó su sello para una política externa más firme, después del comunicado del sábado, donde arremetió contra el dictador recién fallecido, diciendo que dejó un “legado de fusilamientos, robos, sufrimiento inimaginable, pobreza y negación de derechos humanos fundamentales”, y agregó que “hará todo lo posible para asegurar que el pueblo cubano pueda, finalmente, iniciar su camino hacia la prosperidad y la libertad”. Ayer volvió a arremeter contra la política cubana y amenazó con dar marcha atrás con los acuerdos logrados por Obama y Raúl Castro.

“Si Cuba no está dispuesta a hacer un mejor acuerdo para el pueblo cubano, los cubanoamericanos y los estadounidenses en su conjunto, pondré fin al acuerdo”, twitteó Trump.

Según un análisis de Bloomberg, no queda claro qué significa todo esto en términos de políticas potenciales. Reince Priebus, próximo jefe de gabinete de la Casa Blanca, no reveló, en una entrevista el domingo, si Trump revertiría las órdenes ejecutivas de Obama sobre Cuba.

Por su parte, los mercados ya están sacando cálculos de la posibilidad de una mayor apertura comercial en la isla. Las aerolíneas estadounidenses, por ejemplo, siguen adelante con los planes de sumar nuevos vuelos a Cuba, pese a las dudas que los comentarios de Trump han generado sobre el futuro de la relación entre los países.

American Airlines, la mayor aerolínea del mundo, lanzó ayer su primer vuelo a La Habana desde Miami y pretende sumar mañana un servicio entre Charlotte y la capital de la isla. Por su parte, JetBlue Airways tendrá desde esta semana tres nuevas rutas a Cuba.

Washington y La Habana comenzaron a normalizar sus relaciones en diciembre de 2014 tras 18 meses de conversaciones secretas, y desde entonces restauraron sus lazos diplomáticos.

Las partes alcanzaron un acuerdo que le permite a las aerolíneas estadounidenses conectar a los países tras medio siglo de interrupción en las rutas. Además, el Gobierno de Obama alivió las restricciones de viaje para los ciudadanos estadounidenses pese a que el turismo sigue siendo ilegal.

No estaba claro si Trump se enfocaría en las aerolíneas o en otros aspectos del acuerdo. “No podemos especular, pero estamos preparándonos para comenzar el servicio a La Habana esta semana”, dijo el portavoz de American Airlines Matt Miller.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon