Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

David Bravo a José Piñera: "Su análisis tiene nula autocrítica e insulta a los chilenos"

logotipo de Pulso Pulso 05-08-2016 Carlos Alonso

El presidente de la Comisión Bravo, y director del Centro de Encuestas Longitudinales de la Universidad Católica, David Bravo, comentó la irrupción en el debate previsional del creador del sistema de Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), José Piñera. 

¿Qué le parece la irrupción del ex ministro José Piñera en el debate del sistema de pensiones?
Su análisis tiene nula autocrítica y de alguna manera insulta a los chilenos con las figuras que utiliza de comparar el sistema de AFPs con un Mercedes Benz. Su reacción en la entrevista a TVN, donde a través de un video le muestran distintas opiniones de los ciudadanos que lo llevó a enojarse y cambiar el curso de una entrevista, nos refleja que estamos hablando de alguien que tiene problemas de cómo hacer políticas públicas en democracia y que tampoco tiene ninguna empatía con los problemas de las personas. 

¿Cómo evalúa las propuestas que presentó?
Fueron bien vagas y sin ninguna especificación. De las cinco propuestas que entregó, tres de ellas se conocían, pero no entregó ningún detalle de cuánto subir la cotización, ni cuándo aumentar la edad de jubilación, ni cómo fortalecer el pilar solidario. 

¿Y de las dos restantes, cuál es su visión?
De las dos restantes, la única propuesta que se puede hablar de manera más específica, ya de la AFP estatal se ha hablado bastante, es la que propone que la comisión de las AFPs sean de cargo del empleador. Si las comisiones fueran de cargo del empleador serían ellos quienes estarían interesados en bajar esas comisiones, y el serio problema de esta medida sería que en ese caso o la decisión de la afiliación de un trabajador en una AFP sería del empleador , o bien el empleador presionaría al trabajador para que elija la AFP que la empresa quiere, por lo que no sería una decisión del trabajador, y en ese sentido es una muy mala idea. 

¿Ve entonces la presencia Piñera como un aporte al debate?
Sus propuestas no son novedosas y su diagnóstico muestra una autocrítica básica para el problema que tenemos hoy en día. Su presencia podría haber sido positiva desde el punto de vista histórico, pero no entregó información relevante sobre ese punto, por lo tanto, su visita más bien ha polarizado la discusión pública. 

¿Qué le habría gustado que profundizara en el origen del sistema?
La tasa de cotización de 10% que se estableció en el origen del sistema es insuficiente y sólo puede haber sido instituida por tres razones: no se hicieron bien los cálculos; no se tenía la información de la historia laboral de las personas; o simplemente porque se usó ese parámetro para inducir a las personas a cambiarse del sistema de reparto al de capitalización individual, ya que la tasa de cotización era mayor en el sistema antiguo y eso en la práctica mostraría un aumento de remuneraciones líquidas. Lo mismo pasa con la edad de jubilación, porque no se sabe cuáles fueron los cálculos y proyecciones de vida de las personas para fijar la edad de jubilación de 60 años para mujeres y de 65 para hombres. No hubo sustento técnico, y nos quiere hacer creer que todos los problemas del sistema comenzaron después de 1981. 

¿Cuándo el Gobierno debería mostrar los pasos a seguir y la nueva hoja de ruta?
Me gustaría que eso ocurriera. Ya sea a través de una hoja de ruta o una ley corta, ya que eso puede ayudar a que la discusión se pueda encauzar y discutir soluciones razonables, y no caer en extremos como la visión de José Piñera o la de quienes quieren volver al sistema de reparto. Esto iría en línea con las propuestas que entregó la Comisión que están más en el ámbito de los sistemas mixtos. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon