Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Demócratas estarán más de ocho años al poder por primera vez desde la II Guerra Mundial si gana Clinton

logotipo de Pulso Pulso 19-10-2016 Francisca Guerrero

Las posibilidades de Donald Trump de llegar a la presidencia de Estados Unidos se hunden cada vez más de acuerdo a encuestas, que la dan una ventaja a su rival de hasta 11 puntos porcentuales; y probabilidades, que le otorgan una esperanza de triunfo de apenas 12,3%. De cumplirse los vaticinios, si Hillary Clinton se transforma en la sucesora de Barack Obama, los demócratas conquistarían un total de 12 años en el poder, situación no vista desde la era Franklin D. Roosevelt - Harry Truman en la Segunda Guerra Mundial.

Los republicanos consiguieron su mayor estadía en la Casa Blanca en la segunda mitad del siglo XX, pero no han logrado extender su supremacía, principalmente, debido a las dificultades para llegar al voto de las minorías en las últimas elecciones populares, lo que se acentuaría en los comicios del 8 de noviembre, debido - en gran parte - a la agresiva retórica de Donald Trump. 

Según el sondeo de LA Times/USC Tracking, la comunidad latina votará en un 53,2% por Hillary Clinton, frente al 34,3% que favorecería al magnate. La diferencia es considerablemente mayor entre los afroamericanos, que se inclinan por la ex Secretaria de Estado en 87,4%, mientras que apenas el 4% respalda al republicano. 

A la intensificación de estas tendencias, se suma que el partido del ex presidente George W. Bush está perdiendo la ventaja que tenía en otros sectores del electorado del país. 

Las personas con educación superior, que a Mitt Romney en las presidenciales de 2012, estarían dando un giro en este ciclo electoral, al entregar un respaldo de 51,2% a la nominada demócrata, versus el 35,3% que se queda con Trump. 

Obama versus Trump

En tanto, a tres semanas exactas de la elección las controversias siguen persiguiendo al nominado republicano. 

Tras sus múltiples alegatos de que los resultados de los comicios están arreglados, el magnate obtuvo una respuesta del propio presidente de EEUU. “Invito al señor Trump a que deje de lloriquear e intente presentar sus argumentos para conseguir votos”, dijo ayer Barack Obama.

El sábado, Trump señaló vía Twitter que “Hillary Clinton debería haber sido procesada y debería estar en la cárcel. En cambio, se está corriendo para ser presidente en lo que parece una elección fraudulenta”. Mientras que al día siguiente, escribió que la elección está “absolutamente manipulada” por los medios de comunicación.

Por su parte, el mandatario agregó que “nadie serio” puede insinuar que es posible arreglar las elecciones en Estados Unidos. También aprovechó  la conferencia para atacar a Trump por su “continua adulación” hacia el presidente ruso, Vladimir Putin, asegurando que “no está en sintonía” con los sentimientos del país.

Como si esto no fuera poco, Donald Trump, que hoy enfrenta a Hillary Clinton en el último debate presidencial, también apuntó sus dardos contra el poder legislativo. 

“Si soy electo impulsaré una enmienda constitucional para imponer límites a todos los miembros del Congreso”, dijo el magnate en un acto de campaña en Colorado. 

Aunque no especificó a qué límites se refería, Trump aseguró si llega a la Oficina Oval, “décadas de fracaso en Washington y décadas de trato especial deberán llegar a su fin”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon