Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Deuda hospitalaria subiría 70% hacia fines de 2017 totalizando US$950 millones

logotipo de Pulso Pulso 22-11-2016 Cecilia Arroyo
¿Se trata?: Debido a que esta enfermedad no es causada por bacterias, los antibióticos no ayudan a tratar la infección causada por este virus. La atención médica hospitalaria estándar puede ayudar a disminuir el riesgo de complicaciones en caso de enfermedad grave. © Thinkstock Debido a que esta enfermedad no es causada por bacterias, los antibióticos no ayudan a tratar la infección causada por este virus. La atención médica hospitalaria estándar puede ayudar a disminuir el riesgo de complicaciones en caso de enfermedad grave.

A $640 mil millones, o US$ 950 millones (al dólar de ayer) podría llegar la deuda hospitalaria a fines de 2017, según un análisis realizado por Altura Management en base a datos entregados por la Dirección de Presupuestos (Dipres) en octubre.

De acuerdo la consultora, el ritmo de acumulación de deuda actual de las entidades de servicio de salud público es de $30.000 millones por mes (US$44 millones), lo que se traduce en que a junio de este 2016  la cifra se empinara a $224 mil millones (US$332 millones). Así, estiman que al cierre de este año la merma llegue a unos $380 mil millones (US$563 millones).

Estas cifras incluyen la inyección de $105 mil millones (US$150 millones), establecida en el Presupuesto 2017. De hecho, el monto permitiría reducir en sólo un 28% la deuda acumulada al cierre de este año, según afirman desde la consultora.

De este modo, si se mantiene la tasa de crecimiento de la deuda, esta sumará otros $ 360 mil el próximo año, con lo que la merma aumentará a $640 mil millones (US$950 millones) hacia fines de 2017. La cifra es 70% superior a la estimada para diciembre de este año. 

En tal contexto, en Altura sostienen que “el incremento del gasto debe ser compatible con las reales expectativas de expansión del gasto y basarse en el gasto real del año 2016, no sólo en el presupuesto, el que está claramente superado”.

“De no mediar cambios profundos en la gestión de los recursos por parte del Ministerio de Salud, el déficit estructural seguirá acumulando deuda”, agregan. 

En cuando al comportamiento del gasto operacional de los hospitales autogestionados y la actividad de los mismos, los datos analizados por Altura Managemet permiten confirmar que el gasto crece más que la productividad esperada al 31 de diciembre del 2016. 

Así, afirman que el crecimiento del gasto fue un 7,4% (2013-2014) siendo importante en ello, los ítems de consultas y exámenes de diagnóstico, cuyo gasto aumentó sobre el 10% de un año a otro. 

Mientras que la producción solo se incrementó en un 3,7% para el periodo, “con el agravante que en el ítem atenciones hospitalizadas la producción decreció un 0,5% lo que equivale a 28 mil atenciones menos en dichos prestadores”, sostienen.

En déficit operacional

En el análisis del déficit por servicio de salud, Altura Management afirma que al 30 de septiembre, siete prestadores ya habían superado el ítem de gasto anual en bienes de servicio y consumo, llegando en algunos casos a los $74 mil millones. 

De acuerdo con sus proyecciones, de mantenerse  el ritmo de gasto exhibido por los servicios de salud hasta septiembre, “para los últimos tres meses del año, todos los servicios de salud terminarían con déficit presupuestario”. Estos pueden ir desde 5,4%, como es el caso de servicios de salud Iquique -con un déficit operacional proyectado de $ 3.253 millones-,  hasta 30% en el servicio Metropolitano Occidente, con un déficit operacional proyectado de $52.522 millones para fines de año.

La  consultora también proyecta que a fin de 2016, al menos cinco servicios de salud tendrán déficit operacional por sobre el 20%, lo que estará especialmente impulsado  por el incremento del gasto en el ítem de compras de bienes y servicios de consumo. 

Frente a estos datos, el gerente de estudios de  Altura Management, Bernardo Luque, afirma que “lo anterior debe ser trasparentado pues la realidad a la que nos enfrentamos es que el presupuesto de salud es aprobado con un importante déficit que hace imposible hacerse cargo del incremento del gasto en salud y la deuda que se genera y se va arrastrando”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon