Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dictamen de la DT permitiría a sindicatos conocer sueldos de altos ejecutivos

logotipo de Pulso Pulso 30-12-2016 Juan Pablo Palacios

“Acuerdo final para comisión mixta” fue el documento que redactó el Gobierno a fines de marzo y que consensuó con la Nueva Mayoría (NM) para destrabar en ese entonces el agotado debate de la Reforma Laboral en el Congreso.

El texto contenía propuestas para cinco puntos conflictivos del proyecto que mantenían frenada su aprobación. Sobresalía una indicación sobre derecho a la información, que acotó la facultad de los sindicatos para solicitar a las grandes y medianas empresas información sobre remuneraciones, estableciendo que los datos deberán ser entregados por la empresa de manera innominada, siempre que cuente con cinco o más trabajadores en cada cargo. De esa manera, se impedía acceder a información de cargos estratégicos como jefaturas gerencias y subgerencias.

 “La idea original era ver temas de brecha salarial. Pero luego se dieron cuenta que esto tenía riesgos de inconstitucionalidad y en resguardo de ello el Gobierno matizó ese punto, estableciendo que la información debía ser traspasada cuando en un mismo cargo hubiera cinco trabajadores. Con eso se quiso sacar a los gerentes y proteger la intimidad de las personas”, resume Sergio Morales, abogado de LyD y asesor de la oposición en el requerimiento ante el Tribunal Constitucional (TC), quien siguió de cerca el debate en particular de la reforma.

No obstante, en el mundo legal y el sector corporativo se levantó una preocupación en los últimos días, luego que la Dirección del Trabajo (DT) -ente encargado de aterrizar la aplicación de la legislación- emitiera un dictamen sobre derecho de información de los sindicatos, donde habría una interpretación más amplia sobre los requerimientos de remuneraciones en las medianas (51-200 trabajadores) y grandes empresas (más de 201 trabajadores).

Según el texto de la DT, el cumplimiento de esta obligación “deberá contemplar todas las remuneraciones correspondientes a trabajadores por cada cargo o función registrada, mientras existan en dicha empresa 5 o más trabajadores en cada cargo o función, siendo esta una denominación que implica un conjunto, un tipo, como por ejemplo, gerentes, subjefes de distintas áreas, vendedores, en general, no debiendo todos los cargos ser idénticos, sino que pertenecer al mismo tipo”.

Para el socio de Munita & Olavarría y asesor de la Sofofa, Enrique Munita, la letra del dictamen de la DT “da cuenta que habrá que entregar la información de altos cargos, con lo cual se pierde un poco la confidencialidad”.

El jurista advierte que “si hubiera que traspasar la información de todos gerentes como un género, se rompe la idea original que todos entendíamos, de que gerente de finanzas correspondía a un solo cargo, gerente de recursos humanos otro cargo y gerente comercial era un cargo distinto a los anteriores. Con la reciente interpretación de la Dirección del Trabajo los gerentes serian un solo cargo”.

Otra fuente del mundo legal dice que si bien el traspaso del monto de las remuneraciones será innominado, “si aparece un sueldo superior a los $20 millones se sabrá que corresponde al gerente general, y eso va a generar conflictos”.

Sergio Morales, de LyD, calificó como grave el acceso a remuneraciones de altos ejecutivos, ya que ello no está en la ley. “Con esto la Dirección del Trabajo quiso meter un gol de media cancha”, añadió.

Consultado por el tema el subsecretario del Trabajo, Francisco Díaz, indicó que el dictamen de la DT “no innova en nada, aplica la ley que, a nuestro juicio, resguarda suficientemente la privacidad de aquellas remuneraciones”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon