Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Diego Hernández: "Los gremios tienen que hacer un esfuerzo para ser escuchados"

logotipo de Pulso Pulso 01-09-2016 Constanza Valenzuela

Con un apoyo del 80%, el ex presidente ejecutivo de Codelco y ex CEO de Antofagasta plc, Diego Hernández, fue electo ayer presidente de la Sociedad Nacional de Minería (SONAMI) por el período 2016-2019.

Hernández tiene claro sus desafíos más inmediatos: uno de ellos es preservar los cimientos de la industria para que una vez que los precios de los commodities se recuperen, Chile vuelva a ser el principal destino de las inversiones en la gran minería. 

¿Por qué ser presidente de la Sonami?

-Estoy en una etapa de mi carrera en donde me puedo permitir dejar de tener cargos ejecutivos y tratar de cooperar desde el punto de vista gremial, sobre todo en una coyuntura que es compleja. Creo que los gremios tienen que hacer un esfuerzo para ser escuchados y proponer alternativas legales o de enfoque a temas que son importantes.

¿Cuáles son sus desafíos al mando de la Sonami?

-Los desafíos están relacionados con la forma en que la industria puede pasar este período de precios bajos en una coyuntura complicada. Es muy importante preservar a la industria; la pequeña, mediana y gran minería, e ir preparando el terreno para cuando las inversiones vuelvan -que puede ser en dos o tres años más- y  seamos un país atractivo para volver a invertir en minería.

Cuando dice preparar el terreno, ¿a qué se refiere específicamente?

-En la pequeña minería es continuar con esta buena relación que hay con el ministerio y con Enami. En la gran minería creo que los proyectos que hay en Chile en carpeta son competitivos a nivel mundial y es importante que los inversionistas hagan los primeros proyectos acá y no en otras partes, y para eso creo que hay espacio para ofrecer mejores condiciones que las que tenemos hoy día, sin comprometer los objetivos por ejemplo en el tema ambiental, la legislación, la manera de tramitar los permisos, los planes de cierre, la seguridad minera, etc. Con todo eso podemos tener una relación mejor de costo beneficio, sin comprometer los objetivos, pero hacerlos de una manera más sencilla, más fácil, y al mismo tiempo creo que es importante volver a traer la inversión para los proyectos grandes. Y una de las lecciones aprendidas en esta crisis es que el país suponía que íbamos en el camino a ser un país desarrollado y que la inversión iba a seguir llegando en forma automática, se derogó el DL 600, y nos hemos dado cuenta que no es así, entonces hay que hacer un esfuerzo país para atraer a la inversión en los grandes proyectos mineros, tanto nacional como extranjera. Y entre medio tenemos la mediana minería, que es la que está más golpeada porque no tiene las espaldas financieras de la gran minería pero si tiene sus exigencias.

Respecto a la mediana minería, ¿se pedirá a la autoridad un cambio normativo?

-Sería lo lógico tener un tratamiento especial. A la mediana minería no se le puede exigir lo mismo que a la gran minería, no corresponde.

Hoy hay varias materias que están en discusión pública que afectan a la minería, uno de ellos es la reforma al Código de Aguas. ¿Cuál es su opinión al respecto?

-Es un tema importante pero más importante para la agricultura, entonces tenemos que enfocarlo junto con ellos cómo poder enfrentar ese tema legislativo.

Pero, ¿cuál es visión, considerando que la solución es que la minería construya sus desaladoras, lo que aumenta el costo de producción?

-Creo que ahí el Gobierno y el país tienen que tener una mirada pragmática (...) No sería lógico que una empresa minera tenga que instalar una planta desaladora y que bombee agua para su uso, y que el agua que queda disponible sea utilizada para cultivos de exportación, por ejemplo de paltas, porque esos productos van a llegar a un costo muy alto y el país tiene que ver qué es lo que le conviene más, cómo hacer el mejor uso de esa agua. Por eso es importante que todos  los derechos de agua en la minería sean respetados. 

¿Cuál es su mirada frente a la reforma constitucional? Desde Sonami ya han manifestado su preocupación por un cambio en los derechos de propiedad. 

-Creo que esa discusión todavía no empieza, pero el próximo año entiendo que el Gobierno quiere seguir trabajando el tema y presentar un proyecto de ley, y que la próxima legislatura sea la que se encargue de abordar ese tema. Y ahí para nosotros es fundamental que se perserven los derechos mineros, que la legislación no cambie en relación a hoy, porque lo peor que le puede pasar a la industria minera es tener precariedad en los derechos. Somos inversionistas de largo plazo y tenemos que tener la seguridad de la propiedad de esos derechos, sino no se puede invertir y eso lo vamos a defender a muerte.

Sobre la nueva institucionalidad para la pequeña minería en cuanto al precio de sustentación, ¿Esperan que se homologue la actual normativa?

-No sabemos cuál es el esquema que va a proponer el Gobierno, pero entendemos que no va a cambiar las bases de lo que exigen hoy en forma fundamental. Y si se logra hacer eso y esto queda en una ley definitiva sería muy positivo para la pequeña minería porque nos ahorraríamos una serie de incertidumbres y discusiones.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon