Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Diputados de la NM asestan golpe a Valdés y eliminan el corazón del proyecto de reajuste

logotipo de Pulso Pulso 27-10-2016 Miriam Leiva P.

Valparaíso.- Insólito. La Cámara de Diputados aprobó ayer el proyecto de reajuste para el sector público, pero sin monto de reajuste, evidenciando un duro tira y afloja entre los diputados de la Nueva Mayoría (NM) con el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.

Desde el lunes, cuando el jefe de las finanzas públicas les comentó a los parlamentarios de la NM que enviaría el proyecto, las situaciones se fueron enredando a tal punto de quedar con una iniciativa sin corazón. 

En ese encuentro, parlamentarios de la DC y del PS le plantearon al ministro darse un tiempo más para llegar a acuerdo y no tensar durante esta semana los ánimos con una propuesta de aumento tan bajo (3,2% nominal, 0,2% real), considerando el momento político. La derrota de la NM en las elecciones municipales había provocado un cruce de declaraciones entre el Gobierno y los partidos responsabilizándose del mal resultado. 

El ministro no hizo caso de la sugerencia porque, plantean fuentes informadas, no quería extender en demasía las movilizaciones que ya había anunciado la Mesa del Sector Público (MSP), reteniendo el proyecto. Ello porque el ministro tenía claro que no daría un peso más de reajuste y se lo notificó así a los parlamentarios, debido a que el presupuesto está muy estrecho y las necesidades son muchas. De hecho, recuerdan desde el ministerio que 1 punto de reajuste equivale a aumentar en 10% el pilar solidario. 

El marte el proyecto llegó al Congreso y Valdés se reunió con los diputados socialistas para solicitar su apoyo. Los parlamentarios le pidieron apertura en otros beneficios como los bonos, y certeza de cómo iban a votar las otras bancadas oficialistas, lo que el ministro no pudo asegurar.

Ahí vino el primer gallito. El presidente de la Comisión de Hacienda, Manuel Monsalve (PS) se negó a ver y votar el proyecto el martes pese a tener urgencia “inmediata”. 

Todo se trasladó para ayer entre medio de conversaciones donde se le había solicitado al Gobierno aumentar el monto de rentas congeladas a $4 millones desde los $6 millones propuestos en el texto original. Y con ese ahorro subir la cobertura del llamado bono de término de conflicto de $100.000 a las rentas líquidas menores a $550.000, y de $73.500 para las rentas entre ese nivel y $710.000.

El ministro entró a la Comisión de Hacienda con una indicación que congelaba el reajuste para las rentas mayores de $4.800.000 lo que permitiría agregar a unas 20.000 personas al beneficio del bono. Pero las críticas de la NM al monto del reajuste, impidieron que presentara la indicación, y en la votación se perdieron aspectos relevantes del proyecto. Monsalve, y los diputados Pablo Lorenzini (DC), Fuad Chahin (DC), Daniel Núñez (PC) y Alejandro Santana (RN) rechazaron los artículos que otorgaban 3,2% de aumento en los ingresos, la entrega de bonos y el congelamiento, provocando la molestia de Valdés. 

Tanto se enojó, recuerdan los parlamentarios que decidió no insistir con el texto original en la Sala dos horas más tarde -“voy a incluir las indicaciones en el Senado, ustedes no las quisieron”, les habría dicho el ministro Valdés-. Entonces se ratificó el proyecto aprobado por la Comisión de Hacienda, por 59 votos, 3 de rechazo y 37 abstenciones de la oposición que decidió tomar palco frente a las declaraciones de los parlamentarios de la NM que criticaban a la autoridad por un monto tan mínimo de aumento.

Tantas fueron las declaraciones contra el proyecto que el diputado Patricio Melero (UDI) los acusó de “desleales” de “abandonar al Gobierno” tras el resultado de las municipales. “Las bancadas de la NM hoy se lavan las manos del daño que le hicieron a la economía, ven que su Gobierno se va abajo y ahora lo abandonan. Nunca había visto tanta deslealtad de parlamentarios hacia su Gobierno, nunca tantos oídos sordos a un ministro que les está diciendo que no hay un peso. Y ahora para el aplauso fácil todos dicen que van a votar que no, ¡qué vergüenza!”.

Más tarde, el ministro repuso el 3,2% de reajuste en el Senado donde se aprobó su nueva propuesta: congelar los sueldos sobre $4.800.000 y ampliar la cobertura del bono de $73.500 a personas que perciban sueldos entre $550.000 y $770.000. Hoy el texto deberá volver a la Cámara donde los diputados, al menos hasta ayer, lo esperaban con pintura de guerra.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon